Frente a la demolición del régimen previsional: ¿cuál es el rumbo que debemos tomar los jubilados?

Escribe Charly Petrillo – Jubilados Clasistas

Sábado 13 de agosto, a las 14:30, reunión de organizaciones en Ademys.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los distintos gobiernos de turno han hecho muy bien los deberes exigidos por el FMI de convertir a la jubilación en una miserable pensión a la vejez. Hoy cobramos la indigencia de un haber mínimo de $ 37.000.

Para luchar contra este brutal ataque a nuestras condiciones de vida, desde hace muchos años los miércoles a las 14 horas, un conjunto de organizaciones de jubilados y pensionados nos convocamos en el Congreso Nacional enfrentando el frío del invierno y los calores del verano. A muchos ni la pandemia los detuvo.

El movimiento de jubilados y pensionados en el día de hoy está muy fragmentado y atomizado en un sinfín de pequeñas agrupaciones que impiden una respuesta en común. Los centros de jubilados solo se dedican a organizar partidos de bochas y de cartas. Los burócratas de la CGT solo movilizan a los jubilados para las elecciones sindicales y hoy apoyan los acuerdos con el FMI, que son la demolición del régimen previsional.

Haciendo historia en la memoria de los trabajadores, está guardada la imagen de Norma Plá, una piquetera de pura cepa. En 1991 su movimiento de jubilados que reclamaba el aumento de jubilaciones y pensiones cortaba todos los miércoles la calle Rivadavia frente al Congreso nacional. Dirigía un grupo de jubilados de Plaza Lavalle, durmió más de 100 días en dicha plaza como protesta. Tuvo varios procesos judiciales y se solidarizaba con las luchas obreras como la del ferrocarril Roca. Su valiente militancia individual no llegó a desarrollarse y a potenciarse.

En esos años, como ahora, los burócratas de la CGT eran enemigos de las reivindicaciones obreras. Y la izquierda democratizante de entonces, como ahora, cifraba expectativas electoralistas y parlamentaristas. Esta política se combinaba convirtiéndose en un muro de contención de las luchas de trabajadores y jubilados.

Hoy enfrentamos un desafío que es de construir un poderoso movimiento de jubilados y pensionados y ligar nuestras luchas al conjunto de los obreros ocupados y desocupados, para enfrentar esta barbarie. Debemos impulsar un Congreso Obrero que aglutine todas las luchas que día a día van acrecentándose por todo el país para confluir en una huelga general hasta obtener nuestros reclamos. El fantasma de una rebelión popular a esta barbarie está a la vuelta de cada esquina.

Por un aumento de emergencia de $ 70.000 a todos los jubilados y pensionados, por medicamentos y prestaciones al 100%, por la restitución de los aportes patronales, por un PAMI y ANSES dirigido por afiliados y trabajadores, por un haber mínimo igual a la canasta familiar son algunas de las consignas que unifican.

El día sábado 13 de agosto a las 14,30 horas en la sede del sindicato docente Ademys en la calle Solís 823 de CABA un conjunto de agrupaciones y activistas hemos decidido convocarnos para debatir como damos una lucha en común. Convocan la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados, Unión de Trabajadores Jubilados en Lucha (Utjel), Jubilados Insurgentes, Jubilados de la CTA de Lomas de Zamora y Almirante Brown, Jubilados Clasistas y activistas independientes.