“Para defender el medio ambiente, hay que organizarse y ganar la calle”

Escribe Silvia Jayo

Tiempo de lectura: 4 minutos

Entrevista a Tamara Decaso Maliene y Santiago Guida, de la “Asamblea por un mar sin petroleras”, del Partido de La Costa, que -explican- busca “visibilizar el conflicto extractivista que tenemos en nuestras costas”.

Tamara: Venimos hace un año y medio en lucha diariamente y todos los 4 de cada mes hacemos actividades, acá en el Partido de La Costa. Somos una red de comunidades costeras que a lo largo del Atlántico nos movilizamos, damos charlas en las escuelas, etc. Hoy participamos en esta jornada Mar de Lápices del profesorado ISFD N°186 de Santa Teresita, colocamos vendas en los ojos a los que ingresan, proyectamos un video, para una experiencia sensorial auditiva, después se las sacan para ver una representación de lo que ocurre en el mar con las explosiones sísmicas y un debate posterior superenriquecedor.

PO: Anunciaron que en octubre empiezan con los pozos de exploración en Mar del Plata y que en enero tienen proyectado ya hacer los pozos de explotación a 300 km de la costa. ¿Pueden explicarnos lo que conocen al respecto?

Santiago: A partir de octubre tienen los permisos para continuar, en pocos meses terminarían la etapa de exploración, además de la sísmica van a hacer un pozo exploración que sería la primera perforación, el pozo Argerich, a la altura de Mar del Plata. Con eso verificarían fehacientemente el petróleo que hay en el subsuelo marino. Es un proyecto que se inicia en Mar del Plata, pero se extiende hacia todo el Mar Argentino. Hay licitaciones en Buenos Aires, Rio Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Las actuales perforaciones submarinas petroleras (off shore) son las de la Cuenca Austral, están dentro de lo que se llama plataforma continental, es decir, en el fondo submarino próximo a la costa, con profundidades menores. Ahora, en la Cuenca Norte, se va a perforar en el talud, que es la zona del suelo marino de fuerte declive. Los pozos serán mucho más profundos (3.000 metros), con diferente tecnología, a mayores presiones y más peligrosos, por supuesto.

PO: ¿Qué le responden al gobierno que impulsa esto?

T: Ellos hablan de soberanía energética; sostenemos que se fugan millones de dólares al exterior para las compañías petroleras y también con estos negocios se le paga al FMI, entonces, acá prácticamente no queda nada. Con respecto al aumento de los puestos de trabajo es falso, porque son para personas idóneas en esos temas y la mayoría de la gente que busca laburo no accede a eso. Además, se pierden puestos de trabajo en el turismo por la contaminación, hay playas que por la explotación petrolera han quedado como fantasmas, se ha perdido el capital del lugar, han fundido lugares turísticos y ya no se recuperan más.

S: Dicen que no contaminan, pero la actual explotación petrolera y el tráfico de sus buques ya ha generado derrames, reconocidos por organismos oficiales como la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales): “desde mayo de 2016 hasta noviembre de 2018, se han analizado 4124 imágenes y se han detectado 18 situaciones de posibles derrames de hidrocarburos”. Según su página, son 6 en Península Valdés, 6 en Buenos Aires, 3 en Mar del Plata, 2 en Bahía Blanca, 1 en Golfo San Jorge, 1 en Banco Burdwood (o Namucurá, meseta sumergida en el Atlántico Sur) y 2 en Estrecho de Magallanes. Víctor Quilaqueo del Observatorio Petrolero Sur nos explicó que Buenos Aires ya es una provincia petrolera, por la entrada y salida de barcos que contaminan, será mucho peor. Los antecedentes de derrames e incendios van desde catástrofes como los incendios de plataformas marinas de Méjico en el Caribe, hasta derrames en países como Estados Unidos y también en el Mar del Norte donde opera Equinor, que es la empresa con más participación en Mar del Plata. Las compañías y los gobiernos consideran a los derrames como “contemplados”. Las manchas de petróleo que no llegan a las costas también son muy perniciosas, son denunciadas por las empresas. El daño ambiental que provocan las compañías petroleras en el mar es un hecho y no hay que dejar que aumente.

PO: ¿Qué alternativas se plantean para los problemas energéticos, si no se extrae más petróleo?

S: Creo que el petróleo debe ser un bien común, no un recurso. Hay que hacer una transformación del sistema, de la sociedad de las ciudades, de la demanda del consumo, creo que todavía no hay un reemplazo para el petróleo, pero podemos bajar el consumo.

PO: ¿Eso no nos volvería para atrás en la resolución de los problemas de la vida cotidiana?

S: Yo no creo que haya forma de sostener estos niveles de consumo en armonía de la naturaleza, lo que sí podemos hacer es bajar los niveles de comodidad, hacernos cargo de las cadenas de producción.

PO: ¿Quién toma esas decisiones masivas sobre qué consumimos y producimos?

T: Las empresas.

S: A través de los medios de comunicación e instituciones, las empresas manejan la conciencia, por eso actuamos nosotros, para saltar ese vallado, esa colonización de conciencia.

PO: Con respecto al ahorro de energía, ¿qué plantean, por ejemplo, sobre el hecho de que los que tienen menos poder adquisitivo usan equipos menos eficientes porque son más baratos, o sobre que se colocan fertilizantes derivados del petróleo en el campo? En una palabra, ¿cómo se lucha contra el orden que impera a nivel mundial?

T: Con soberanía sobre producir los propios alimentos; las empresas se dan cuenta, a veces, de que la sociedad pide un cambio.

S: El petróleo debe ser un bien común, no un recurso. Somos una asamblea anticapitalista, antipatriarcal, anticolonialista, es decir que debe caer el capitalismo, las clases sociales que condenan a las mayorías, la reestructuración debe ser total.

T: Tenemos diferencias en la asamblea, pero vamos alimentándonos en los debates. Mientras tanto, mantenemos la acción común.

PO: Con respecto a las energías alternativas, ¿hay todavía una capacidad de la humanidad de superar al petróleo que no se está desarrollando?

T: Hay que bajar los niveles de ritmo, en armonía con la naturaleza, hay otras formas de generar energía, agua reciclada, desechos orgánicos, etc.

PO: ¿Se puede hacer sin una planificación?

S: No puede ser individual, hay que empezar con dejar de obedecer a esta “democracia representativa” porque ya vemos lo que nos hace, organizarse en asambleas y ganar la calle, como primer paso.

LEER MÁS:

Movilizaciones en la costa bonaerense contra la entrega petrolera de Kicillof Por Silvia Jayo, 10/09/2023.

Suscribite a Política Obrera