Tucumán: operativo por la candidatura de Massa en la UNT

Escribe Anahí Rodríguez

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 20 de septiembre aparecieron algunos pasacalles cerca de algunas facultades con la leyenda: “Pagá tu universidad, parásito”, con la firma de Milei. Estos hechos generaron una corriente de pronunciamientos que abarcó a sectores de izquierda a derecha, “en defensa de la educación pública”. Hubo pronunciamientos nacionales como el del Consejo Permanente de Decanos y Decanas de las Facultades de Derecho de las Universidades Nacionales, también de algunos consejos directivos y decanos y del Rectorado de la Universidad Nacional de Tucumán, que emitió su propio comunicado.

Las autoridades de la UNT pretenden presentarse como férreas defensoras de la educación pública, pero no han dicho una sola palabra sobre el vaciamiento educativo y universitario que se está ejecutando al compás del ajuste presupuestario, ahogado por la inflación, condenando a escuelas y facultades a tener que sufrir ajustes en materiales, problemas edilicios y de infraestructura cada vez más graves, recortes de becas para estudiantes y salarios paupérrimos para los docentes.

No hay dudas de que Milei pretende ir a fondo con el proceso de privatización, pero el objetivo ya está en curso, como se demuestra en el hecho de que todos los gobiernos sostuvieron y sostienen la Ley de Educación Superior dejando la mesa servida para un avance privatista.

Atacar a Milei sin mencionar a Massa es completamente funcional a la campaña que las autoridades de la UNT, la burocracia sindical y hasta sectores de la izquierda están impulsando a favor de un voto a Massa en las próximas elecciones. El más desembozado es el PCR, que integra el frente Unidos x la Patria y empapeló la UNT llamando a “impedir que avance la derecha”.

Quien le puso una nota de color frentepopulista a este coro fue el MST–FIT-U, que no solo se pronunció en repudio a los carteles colgados por los “liberfachos”, como mencionan en sus materiales, sino que organizó un corte de calle frente a la facultad de Filosofía y Letras en defensa de la Educación Pública, sin decir una sola palabra sobre la situación actual de la universidad ni tampoco sobre el hecho de que la docencia agrupada en ADIUNT, esta semana, va a un paro de 72 horas contra la política de vaciamiento universitario y por los reclamos docentes y estudiantiles. Los otros partidos que integran el FIT-U, tanto PO oficialista como PTS, tampoco se pronunciaron frente al paro activo del 26, 27 y 28 de setiembre próximos que resolvió la asamblea general de la Adiunt.

La defensa de la educación pública es la pelea por los salarios y el presupuesto educativos, es decir, por las elementales condiciones para poder estudiar y enseñar.

Suscribite a Política Obrera