Movilización en Bahía Blanca contra el DNU

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 3 minutos

Se realizó una manifestación para exigir la asistencia por luz, vivienda y alimentos para familias afectadas por el reciente temporal y contra el DNU antiobrero de Milei que reunió varios centenares de personas en Plaza Rivadavia, y culminó en puertas del Concejo Deliberante.

La movilización fue debatida en una asamblea abierta, que convocaron la CTA en la que están agrupados las conducciones de SUTEBA y ADUNS (docentes universitarios) y el sindicato de músicos UmSur de la siguiente forma: “Frente a las medidas de desregulación dictaminadas por el decreto del día miércoles, que afectan a múltiples sectores de la sociedad, proponemos la necesidad de constituir un espacio de intercambio en común. Considerando que es mejor dar una respuesta que contenga a todos los afectados, que dar respuestas sectoriales…”.

La reunión realizada en un teatro de la ciudad tuvo unos 100 asistentes. Además de las organizaciones convocantes, participaron los partidos del FITU, Política Obrera, René Salamanca, agrupaciones sindicales de la UNS y de la Asociación Argentina de Actores, miembros de Centros de Estudiantes de Humanidades de la UNS, de la Escuela de Teatro, Inquilinos Agrupados y de la Agrupación Político Sindical 1ro. de Mayo. Durante la asamblea se informó la adhesión del Sindicato de Aceiteros y Desmontadores.

Luego de un debate, se establecieron las siguientes consignas para convocar al cacerolazo: “por un plan de asistencia y ayuda económica inmediata a las familias afectadas por el temporal, abajo el ajuste y el DNU, arriba los salarios y las jubilaciones, por trabajo genuino sin recorte de derechos, construyamos en unidad un paro nacional y un plan de lucha”.

A ello se la adjunto otro texto encabezado por la consigna “¡Plata Hay! y exigiendo fondos presupuestarios al gobierno nacional para atender los destrozos causados por el temporal, al gobierno provincial para la reparación de las escuelas, una tasa municipal para las empresas del polo petroquímico y la campaña de fondos para ayudar al frigorífico recuperado INCOB, fuertemente dañado por el temporal.

La CGT bahiense decidió no movilizar en la ciudad el miércoles 27, estableciendo que “no era el momento”, poniendo como excusa al temporal, como si el DNU de Milei no fuera obstáculo alguno para la asistencia a los damnificados y la reconstrucción de la ciudad. Esto fue criticado durante la reunión, junto con la política de “combatir” el DNI recurriendo a la justicia. Ante esta defección, la asamblea abierta tuvo el mérito de impulsar una movilización para salir a la calle contra el DNU y para exigir por la asistencia a las familias afectadas por el temporal. En paralelo al cacerolazo, se realizaron varios piquetes en distintos puntos de la ciudad que hoy todavía siguen sin luz. Sin embargo, y defendido por una mayoría de las organizaciones presentes –a excepción de Política Obrera- se levantó como consigna destacada la exigencia a la CGT de un “paro nacional y plan de lucha”, es decir, mantener una expectativa de que de la burocracia sindical podrá brotar una lucha consecuente por los intereses de la clase trabajadora.

Por otra parte, como se puede apreciar, la asamblea fijo un pliego político más extenso que lo previsto en la convocatoria inicial –luchar contra el DNU- en forma de “consenso” entre la mayoría de las organizaciones presentes, en una reunión que no duro más de dos horas.

Está convocada una nueva asamblea abierta para el 2 de enero, esta vez en la Plaza Rivadavia. De nuestra parte, llamamos a participar y promoveremos toda acción que permita darle centralidad a las reivindicaciones obreras cruciales del momento: 100% aumento de salarios, jubilaciones y asistencia social, abajo el DNU y la contrarreforma laboral. La asistencia inmediata por el temporal que se reclama en todas las barriadas afectadas. Por la preparación de una huelga general para luchar por ellas.

LEER MÁS:

Bahía Blanca: frente a la catástrofe social y el temporal: ¡organización! Por Marcos Di Benedetto, 23/12/2023.

Suscribite a Política Obrera