Un aporte al artículo de Pablo Busch: El subsidio ATP y la burguesía “planera”

Escribe Jorge Quiñonez-Avellaneda

Tiempo de lectura: 2 minutos

Estimados compañeros:

Trabajo como liquidador de sueldos en una fábrica textil y quiero mostrar varias de las perfidias del régimen de ATP:

  1. El subsidio de los sueldos que se acaba de anunciar para mayo es para el 95% de los trabajadores sustancialmente menor que el de abril. Para abril el subsidio consistió en el 50% del salario pagado por la empresa en febrero. Ahora en mayo (o sea, lo que se cobrará primeros días de junio) el subsidio se establece sobre los salarios abonados en marzo. Por referencia a febrero los salarios de marzo quedaron muy depreciados: no les corrió presentismo ni adicionales de ningún tipo porque por la cuarentena (vigente desde el 20 de marzo) las patronales podaron todo eso. Si a esto se suma que los salarios de los trabajadores bajo cuarentena se han reducido por lo pactado con la CGT un 25%, resulta que la patronal no abonará más que un 17/22% del salario. Pero, además, el gobierno eximió a las patronales en abril y en mayo el pago de aportes jubilatorios. O sea, la masa salarial bruta (incluyendo las contribuciones patronales que sólo incluirán el aporte de la Obra Social) será en abril y mayo menor al 15/10% de lo que habitualmente abonaba la patronal.
  2. Lo más grave con todo no es esto. En nuestro gremio la burocracia de AOTRA estableció una reducción salarial para los trabajadores bajo cuarentena que promedia el 50% por tres meses hasta junio inclusive. Las categorías más altas del convenio recibirán en los tres meses sólo $20 mil de salario (menos el aporte a la Obra Social) y en el resto de las categorías $18 mil (ídem anterior). Ahora bien, como el gobierno paga según lo señalado arriba, resulta ser que en muchos casos la patronal no deberá pagar absolutamente nada del salario (o sea, el subsidio cubre la totalidad de lo pactado por ese acuerdo que, de paso sea dicho, mereció el repudio de todo el gremio).
  3. Efectivamente, como explica Pablo, en la ATP entra cualquier empresa. El único requisito es que, por ejemplo, para cobrar el subsidio de mayo la facturación de la empresa en abril de 2020 no haya sido mayor al 5% de lo facturado en abril de 2019. Quiere decir que una patronal de una actividad no afectada por la cuarentena, con sólo cumplir lo anterior, tiene derecho al subsidio. Se trata de un beneficio extraordinario adicional al capital.
  4. Las patronales en mi gremio, pero ocurre lo mismo en todos lados, presionan a los trabajadores para que acepten trabajar figurando como "suspendidos" (por la cuarentena) pero cobrando "en negro". Burguesía "planera" y negocio redondo a costillas de los trabajadores.
  5. Dos observaciones finales al excelente artículo: a) el subsidio por trabajador tiene un "piso" que es de $16875 (salario mínimo) y un tope de $ 33750 (dos salarios mínimos); b) esto significa que si un gerente figuraba en la nómina salarial recibe del estado sólo $ 33750. El resto lo debe poner (o arreglar con) la patronal. Un saludo socialista. Felicitaciones por la calidad del periódico.
Suscribite a Política Obrera