La lucha rinde

Escribe Rocío Ruiz

Tiempo de lectura: 1 minuto

El miércoles 27, el PdT (T) y el Partido Obrero (T), junto a otras organizaciones y decenas de vecinos, nos movilizamos al municipio de Florencio Varela para reclamar solución a la angustiante situación de nuestra compañera G y su hija.

Ambas son víctimas de violencia de género y, en el caso de la nena, además abuso sexual. Un verdadero infierno era el que vivía la compañera del Polo Obrero (T). En un cuadro de absoluta desidia de parte del estado, que no garantizó su integridad física y psíquica ni tampoco su situación económica y material, bajo un gobierno que alardea ser el defensor de “las políticas de género”, incluido un Ministerio de la Mujer. Todo este relato se cae frente a la realidad, porque no hay presupuesto suficiente. Solo para dar un ejemplo, en Florencio Varela, con más de medio millón de habitantes, y cifras exorbitantes de violencia de género y hacia la niñez, existe una sola casa refugio del estado, donde unos pocos casos de las mujeres y sus hijos solo pueden estar unas semanas, y como máximo tres meses. Estos casos extremos han aumentado bajo la cuarentena. Y todos tienen un mismo problema: el económico, el no tener a dónde ir. El hecho de no tener trabajo o subsidio limita todas las posibilidades de terminar con la violencia de género y hacia la niñez. Sin embargo, no habrá recursos suficientes para las "políticas de género" (cosméticas).

En este escenario, nos movilizamos y obtuvimos respuesta al traslado inmediato de G y su hija al refugio, y el compromiso de la construcción de una casa equipada. Encaminamos una serie de pasos legales y la asistencia psicológica y del equipo de trabajadoras sociales. Todo un paso adelante que nos permite sacar algunas conclusiones: la lucha rinde, como resultado de la organización independiente del estado. Por ello pusimos en pie un comité barrial. El mismo ha decidido en asamblea continuar con una jornada de lucha callejera el #3J y el empadronamiento en los barrios para reclamar al estado local el testeo masivo, asistencia de kit de salud e higiene, asistencia alimentaria y subsidio a todo desocupado de $45.000.

Suscribite a Política Obrera