Sobre "La ilusión de la revolución a través de la revuelta"

Escribe Ana Belinco

Una respuesta a la nota publicada en La Izquierda Diario, del PTS

Tiempo de lectura: 7 minutos

Una primera reflexion sobre la nota de Matías Maiello en Ideas de izquierda (https://www.laizquierdadiario.com/La-ilusion-de-la-revolucion-a-traves-de-la-revuelta) que bien podría haberse titulado "CORRIENDO A LAS MASAS CHILENAS Y A ALTAMIRA POR DERECHA".

Un día discutía con mi vieja re peronista sobre el rol histórico de contención del peronismo. En un momento para decirme que no hable del peronismo usó el argumento de "vos no lo viviste así que callate". Trate de explicarle que la historia (y más la que hacemos los marxistas en tanto materialismo histórico) hace a comprender que uno puede (y debe) fijar posición política aunque no sea parte de los acontecimientos de manera directa. También me lo dijo un compañero en otra oportunidad hablando de la posibilidad del internacionalismo por una charla que tuvimos por Siria. Que los trotskistas tenemos que ser capaces de sentir las penurias de la clase a lo largo y ancho del mundo y de analizar la realidad y pronunciarnos sobre ella aunque no haya un desarrollo partidario en ese lugar. Por lo tanto, a mi entender, ese pseudo argumento que está en la nota de Maiello (Altamira habla desde no estar ahí, desde no haber construido nada (?)) es totalmente ajeno a la tradición marxista. Pero para empeorar las cosas esa ventaja del "estar en tierra de los acontecimientos" no le sirvió para mucho al PTS. Altamira en 2018 escribió su artículo Panorama mundial (https://revistaedm.com/verNotaWorldRevol…/…/panorama-mundial) previendo, en base al método materialista dialéctico, lo que hoy está atravesando América latina y el mundo. El PTS, que se dice con autoridad para hablar porque estaría allí en Chile a través de su grupo hermano, en cambio no pudo preveer nada de lo que ocurrió y se cuela ahora en la cola del movimiento haciendo gala de un seguidismo liso y llano, corriendo atrás de los acontecimientos consumados por medio de actos que siguen en formato vidriera.

Yo lo que creo es que hay un esquematismo muy fuerte que lleva a la izquierda a querer meter etiquetas binarias "es revolución", "no es revolución" en vez de poder exponer los elementos y leer un proceso vivo, histórico dialéctico, un proceso de conjunto. Hay esquematismo y hay un derrotismo desmoralizado prefijado.

Podemos decir "Viva la revolución que se está gestando en América latina" con convicción y de manera apropiada desde un análisis marxista porque las condiciones objetivas están dadas, las subjetivas se están desarrollando a paso firme aunque aún falte desarrollar un partido que pueda viabilizar ese movimiento. Los grupos partidarios revolucionarios que se presentan como candidatos según Maiello son un obstáculo más a superar porque no ven las posibilidades de revolución en medio de una situación revolucionaria, de modo que la cuestión del partido en una situación revolucionaria es la cuestión del programa, consignas y métodos del partido, no el "estar ahí". Desde la Tendencia del PO estamos construyendo ese partido para la revolución. El PTS en cambio tiene, siguiendo el planteo de Maiello, un grupo hermano que no ve posibilidades de un desarrollo revolucionario en esta situación general y desde esa posición, repito, son un obstáculo más a superar.

Creo que hay que salir de la chicana y de la desfiguración de posiciones con esos calificativos desde el prejuicio ("catastrofista mecanicista antipartido) porque no suman y encima no se atienen a la realidad. Hace décadas que Altamira lucha por la construcción de un partido revolucionario y por la reconstrucción de la Cuarta Internacional con aciertos y errores pero algo que no se puede decir es que sea un espontaneista que sostiene que da lo mismo si hay partido o si no lo hay. Hay que ser serios en los análisis.

Yendo a las críticas teórico políticas que son las que importan porque el resto de los calificativos no son más que expresión de impotencia. Jorge, en ese vídeo que se critica no dijo que "haya una revolución" en Chile. Dijo que en la rebelión chilena "hay elementos revolucionarios" y los nombró:

Habló de las movilizaciones vigentes que paralizaron el normal funcionamiento y comparó/asimiló (nunca análogo o convirtió en una ecuación absoluta de paridad) con los efectos de una huelga general política. Si quien analiza la posición va a la nota de "Chile: la cuestión del poder"(https://politicaobrera.com/i…/161-chile-la-cuestion-de-poder) ve que el tipo deja explícito que no se trata de movilizaciones de la clase obrera organizada ni de la clase obrera como sujeto estructurado parando los puntos estratégicos del sistema. Así que la nota de Maiello es aviesa en ese punto y desfigura la posición de Altamira (que es la mía también así que a partir de ahora no voy a aclarar de quién es la posición).

El segundo elemento que nombra son los cabildos o Asambleas populares como embrión de organismos de doble poder. No dice que lo sean efectivamente. Dice que se pueden convertir en eso si hacen la experiencia de tener que desoír al estado intentando frenar sus resoluciones. En la nota dice explícitamente que los partidos del régimen y la burocracia sindical intenta desviar el proceso a un plano legislativo y que por eso se necesita una dirección revolucionaria que no existe (porque ningún grupo tiene la fuerza material política necesaria para eso). Se necesita revolucionarios decididos que den esa pelea ahí pero no desde la desmoralización de "acá es muy difícil la cosa porque están los partidos del régimen"entonces me voy a armar el organismo paralelo del organismo paralelo. Hay que estar donde la masa está con toda la complejidad que eso implique.

Después Altamira dice (cosa objetiva porque son las demandas de las movilizaciones) que en el proceso de levantan consignas de poder que cuestionan al régimen de conjunto como "Fuera Piñera" y "asamblea constituyente" y lo hace desde plantear que es necesario luchar para que sea una AC no amañada por el régimen. Una AC libre y soberana que pueda llevar a la práctica sus resoluciones para lo que indefectiblemente, van a tener que dar un salto esos embriones de organismos de doble poder (cabildos/asambleas populares) para luchar por la implementación. En ese sentido tmb se vuelve falsa la acusación de que se estaría planteando una AC libre y soberana con poder de aplicación dentro de un estado burgués porque eso es el desenvolvimiento de una medida de democracia radical que desplegada se transforma, por medio de la unidad con otras medidas, en una transición obligada a un gobierno de trabajadores por medio de la confrontación directa y armada con el aparato represivo del Estado hasta revocar todos los poderes e instituciones burguesas o en la derrota si no se la consigue alcanzar. El PTS nunca habla de gobierno alcanzado por medio de una constituyente soberana y libre, sino que habla sólo de soberanía para reformar o dictar una constitución. Eso es lo que plantea Piñera, quedaron diciendo lo que propone el pinochetista que se busca derrocar. Desde esa posición hoy son parte del discurso del establishment

Según los elementos planteados hay una situación revolucionaria aunque no podamos afirmar a ciencia cierta (porque no somos magos ni gurúes) que vaya a ser un movimiento victorioso. Si fuera que hay que esperar todas las condiciones de conformación del partido revolucionario la revolución rusa nunca hubiera existido. La discusión en torno a la existencia de ese partido se jugó en las tesis de abril y en la controversia de si tomar el poder o no, y si había que hacer un gobierno de unidad en el marco de la asamblea constituyente contrarreviolucionaria. Hay una discusión muy interesante en torno a la prematuridad o no de la revolución rusa. Cómo se determina eso? En base a qué elementos? Los bolcheviques deberían haberse quedado esperando quién sabe cuántas condiciones para avanzar o había que avanzar? Los embriones para la revolución y para el ejército revolucionario de la clase en Chile están, a pesar de los intentos contrarrevolucionarios del régimen, de sus partidos y burocracias, a pesar de la traición de las direcciones revolucionarias, a pesar de la tibieza de quienes se dicen revolucionarios.

El Argentinazo en 2001 fue caracterizado como un proceso revolucionario no? Aunque después fue canalizado por el régimen. Bueno. El proceso de Chile lleva un mes desenvolviéndose de modo agudísimo, sin un carácter ni un final determinado, con pauperización extrema de la vida en una sociedad de una desigualdad abismal, con un pueblo trabajador en las calles que se propone terminar no con "30 pesos sino con 30 años" de pinochetismo. El PTS en este artículo está a la derecha de las masas chilenas y desarrolla una crítica por derecha a la Tendencia del PO en la figura de Altamira.

Maiello hace un planteo de derecha frente a Chile y lo decora con ataques o críticas de distinto tipo, pero niega la situación revolucionaria y por tanto un planteo de desarrollo de una situación revolucionaria. Es la expresión 'doctrinaria' de toda la tendencia a la adaptación al régimen político democrático de muchos años.

Es necesario un poco más de confianza en el poder de la clase obrera, en el poder de los pueblos trabajadores para superar una desmoralización que pareciera ocultar la posición de que hay que esperar un millón de condiciones para ir para adelante porque en definitiva no se estaría dispuesto a afrontar las penurias iniciales que significa una revolución triunfante. La historia y el derrumbe del capital no esperan. O avanzamos o estamos muertos.

PD: en cuanto a "los cadáveres insepultos que Altamira ve por todos lados" me hace acordar a la frase de "Rebeliones inexistentes que Altamira por Gaga ve en todos lados" y hoy tenemos a América latina y el mundo en llamas. No hay peor ciego que el que no quiere ver. No ven nada, hasta que tienen la realidad encima. El agotamiento del peronismo como fuerza positiva de distribución (keynesianismo) es un hecho objetivo. O nos animamos a enterrarlo de una vez y para siempre o nos lleva puestos en su pudrición. Lo mismo el proyecto liberal macristas de derrame de lluvias de inversiones inexistentes. Los procesos agotados o "cadáveres insepultos" (el FITu como proceso de rejunte electoral oportunista por ejemplo) están llamados a ser superados o "enterrados" si queremos ir por una revolución triunfante.

Publicado en https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10220114292997441&id=1528840810

Suscribite a Política Obrera