Metrovías: el covid se llevó la vida de un compañero

Escribe Matías Cisneros

Tiempo de lectura: 1 minuto

En la madrugada del domingo falleció el compañero Escobar, de tráfico de la Línea C. Pertenecía al grupo de riesgo y se encontraba en su casa cumpliendo licencia. Internado, recibió una transfusión de plasma que le produjo una recuperación momentánea, pero finalmente el covid se cobró su vida. Es un golpe a todos los compañeros del subte, en especial, a los familiares y amigos y compañeros del sector. Pero no podemos bajar los brazos.

Las tasas de recuperación y fallecimiento en AMBA son 49,7% y 1,76%, respectivamente. Los datos que maneja nuestro sindicato, con relación a los trabajadores del subte bajo convenio, son levemente mejores (52,6% y 1,28%). Es que la disputa por el control sanitario del lugar de trabajo con la patronal y el nivel adquisitivo son ventajas en comparación al resto de los trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Los hospitales informan que están llegando al límite de su capacidad para atender la demanda que provoca el virus. El retraso en la aplicación de tests -o directamente su ausencia- está vinculado a la falta de personal, tanto médico como de laboratorio. Los sindicatos, empezando por el nuestro, deben tomar este contexto general para oponerle un parate a la ambición patronal de ignorar esta situación.

Los supervisores de la empresa se encuentran recorriendo los sectores del subte, aplicando sanciones disciplinarias, alegando descuidos personales de parte de los trabajadores. Es necesario un protocolo propio y unificado de los trabajadores del subte, y la participación de AGTSyP en la “mesa paritaria covid” con Metrovías y el gobierno, con derecho a veto.

Suscribite a Política Obrera