Sandra Blanco, ¡hasta la victoria!

Escribe Eduardo Molina

Tiempo de lectura: 1 minuto

A los militantes, los compañeros y los amigos del Polo Obrero Tendencia y del Partido Obrero Tendencia de Berisso nos ha golpeado fuerte la triste noticia de la partida de la compañera Sandra Blanco.

Sandra se incorporó a nuestra organización en pleno surgimiento de la lucha del movimiento de desocupados. Y la encontró colaborando en la puesta en pie de la Coordinadora de desocupados de Berisso (CTD-B) que, después de una corta experiencia, se incorporaría al Polo Obrero.

Sandra perteneció a esa camada de luchadores que se fogueó en los piquetes, en los cortes de ruta, las movilizaciones y los debates. De palabras justas y carácter fuerte, se ganó un lugar entre los compañeros como organizadora del trabajo barrial. En el terreno político, entendió que los trabajadores necesitaban una construcción propia. Fue muchas veces parte de las listas del Partido Obrero en el distrito. Esa comprensión la llevó a acompañar hasta el final la lucha por recuperar esa organización, militando en la Tendencia del Polo Obrero y del Partido Obrero.

Una larga enfermedad a la que le dio pelea la mantuvo en el último periodo alejada de la lucha práctica, pero no de la comprensión de lo que significaba la defensa de una organización de la que ella fue también constructora y en la que dejó lo mejor de ella. En esa larga pelea también enfrentó a un sistema de salud que deja a su suerte a las familias trabajadora. Tenemos que despedir a una compañera que queremos mucho.

A Luis su compañero, a María su hija y a sus hijos y nietos, un fuerte abrazo. Y en ese abrazo, la renovación del compromiso de luchar por terminar con la miseria a las que nos somete este régimen podrido y por un mundo sin explotadores ni explotados. Ese norte que Sandra abrazó en aquel primer corte de ruta donde nos conocimos, hace ya más de 22 años.

¡Hasta la Victoria, Sandra!

Suscribite a Política Obrera