Gran Bretaña: reapertura refuerza la crisis política y sanitaria

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los jefes de los hospitales del Reino Unido advirtieron que la falta de pruebas para los trabajadores del NHS (Servicio Nacional de Salud) estaba poniendo en riesgo la continuidad servicios sanitarios. Diferentes asociaciones de profesionales, docentes y alumnos, indican que sistema de testeos “está roto”, lo que pone en riesgo la vuelta a clases. El aumento en la demanda de pruebas de coronavirus ha provocado la escasez local de testeos, y algunas personas han sido dirigidas a sitios de prueba a cientos de kilómetros de sus hogares. El secretario de Salud Matt Hancock dijo que el sistema se enfrenta a un “enorme desafío”.

Alrededor de 220.000 pruebas se procesan cada día en 400 centros –según cifras del gobierno publicadas la semana pasada. Sin embargo, la demanda es superior debido al rebrote de la pandemia. Hay cuellos de botella en los laboratorios para procesar hisopos, indican desde la BBC. El 89% de los testeos se logran procesar. Un estudio indica que para diciembre habrá un incremento de casos de fiebre y tos producidas por la gripe común, hasta llegar a 445.000 diarios (BBC, 16/9). Si el 80% de ellos solicita testeos por Covid19, la demanda planificada por el gobierno sólo cubrirá a los casos de gripe, siendo completamente desbordada por los casos nuevos de Covid19.

Nueva crisis en las escuelas

Geoff Barton, secretario de la Asociación de Líderes Escolares y Universitarios (ASCL por sus siglas en inglés), dijo que, si no se solucionaban los problemas con la capacidad de testeos, mantener las escuelas abiertas se volvería “insostenible”. El sistema de “burbujas” es impracticable si no hay pruebas suficientes. Los maestros tendrían que decidir si una burbuja se queda en casa en el caso que algún alumno o maestro muestren síntomas de Covid-19 sin poder obtener una prueba a tiempo. Esto significa una paralización de hecho de las clases.

La ASCL, junto con otros dos sindicatos que representan a directores y docentes, la NAHT y la Asociación Nacional de Directores, comunicaron al primer ministro su preocupación y dijeron que las escuelas se encuentran en una “situación imposible”. Más de 300 chicos has sido enviados a su casa por dar positivo en las últimas semanas.

La red “WorthLess?” de cinco mil directores de escuela dijo que “el sistema de pruebas Covid se había convertido en un completo y total desastre” (BBC, 15/9). En una escuela, el lunes hubo 70 ausentes debido a falta de pruebas. La red de padres Netmums escribió una carta abierta al gobierno: “Está roto, no funciona y necesita ser arreglado. Nuestros hijos han regresado a la escuela durante una semana más o menos, y el sistema de pruebas ya está en un punto crítico. Y nosotros también”.

Según la asistencia el jueves pasado, el 88% de los alumnos regresaron a clases, lo que significa una tasa de ausentismo más alta que la cifra habitual (5%). Una encuesta de Teacher Tapp a más de 6.000 maestros sugirió que el 3% de las escuelas habían autoaislado a clases la semana pasada y el 4% de los maestros se aislaron esta semana. La reapertura está provocando que cada vez más los alumnos, docentes y trabajadores sean enviados a casa. Y la ausencia de testeos agudiza la posibilidad de contagio y la duración del aislamiento.

Crisis política

El presidente conservador del Comité de Salud, el diputado Jeremy Hunt, dijo que varios de sus electores tuvieron que viajar para las pruebas, mientras que trabajadores de primera línea, tuvieron que esperar una semana por sus resultados. “Hoy hace una semana, el secretario de Estado le dijo al Comité Selecto de Salud que esperaba tener este problema resuelto en dos semanas”, advirtió. El secretario de salud en la sombra de los laboristas, Jonathan Ashworth, dijo que Hancock estaba “perdiendo el control de este virus”, y agregó que “Cuando las escuelas vuelvan a abrir y la gente regrese a sus lugares de trabajo y el distanciamiento social se vuelva más difícil, aumentarán las infecciones. La demanda adicional en el sistema era inevitable y previsible, ¿por qué no usó el verano para expandir significativamente la capacidad del laboratorio del NHS y corregir el rastreo de contactos?”.

La respuesta de Hankock fue que “es un desafío enorme y cuando tenes un servicio gratuito es inevitable que la demanda suba” (BBC, 15/9). La privatización del NHS es, para muchos, inviable, por su tamaño, envergadura y déficit.

Suscribite a Política Obrera