Costa Rica: Cuatro días de protestas contra el FMI

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Movimiento Rescate Nacional (MRN) de Costa Rica convocó el 30 de setiembre a una serie de movilizaciones en oposición al acuerdo con el FMI y la propuesta de negociación que presentó el gobierno a los partidos en la Asamblea Legislativa. La propuesta fue presentada el 17 de septiembre. Las protestas se extendieron por varios puntos del país (principalmente en las zonas rurales, con piquetes en las rutas de centenares y miles de personas), contabilizándose unos 50 cortes de rutas. La respuesta del gobierno fue la represión, y, aunque lograron desalojar algunos cortes, hasta el día de hoy hay al menos 33 en todo el país.

El gobierno negocia con el FMI nuevos impuestos, como el de la renta y el de bienes inmuebles, además de fusionar algunas instituciones públicas y vender otras, como el Banco Internacional de Costa Rica y la Fábrica Nacional de Licores. El presidente Carlos Alvarado dijo que se trata de la “medicina amarga”.

El MRN dice que el paquete “sólo endeudará más al país, no resolverá el problema fiscal y provocará un incremento de la pobreza con la nueva carga impositiva” (prensalatina, 3/10).

El pasado 25 de agosto el MRN organizó una marcha a la Casa Presidencial contra las medidas sanitarias por la pandemia, y para reclamar la apertura de la economía. La dirección del MRN está compuesta por José Miguel Corrales, ex candidato presidencial por el Partido Liberación Nacional, y Célimo Guido, vinculado a pequeños propietarios transportistas y campesinos; una de las consignas es “no al pago de impuestos”. El Gobierno propone ‘dialogar’ con la intermediación de la iglesia católica, a condición de que se levanten los bloqueos. Las burocracias sindicales plantean una renegociación de la deuda y nuevos préstamos para “reactivar” el país.

El Bloque Unitario y Social (BUSSCO) que reúne expresiones sindicales y del campo social, había llamado a conformar el 30 de septiembre un Frente Nacional de Lucha para combatir el acuerdo con el FMI. “UNDECA y BUSSCO llaman a construir un solo Frente Nacional de Lucha, que incluya a la diversidad de sectores sociales, con una sola conducción colectiva y una agenda país, donde los ricos paguen impuestos según sus fortunas” (undeca, 30/10). Las exigencias del bloque sindical son “No al FMI; Que los ricos paguen como ricos y los pobres como pobres; Sí a impuestos para los grandes evasores; No a más impuestos para la clase trabajadora y el pueblo; La patria no se vende, la patria se defiende” (cambiopolitico, 4/10).

Desde sectores de la izquierda denuncian el carácter derechista de las protestas y su “heterogéneidad”. Afirman que no es posible disputar la dirección de las luchas contra el FMI porque no está presente la “juventud” y es imposible hacer girar a la izquierda o disputar “por izquierda la lucha al gobierno” (izquierdaweb, 3/10).

Las protestas tienen, de todos modos, un carácter popular. El lunes 19 de octubre se convoca un “Día de Paro Nacional” en diferentes puntos del país.

Suscribite a Política Obrera