Desalojo y represión en Córdoba

Tiempo de lectura: 1 minuto

En la mañana de hoy, la policía de la provincia de Córdoba desalojó violentamente a las familias que participaban de la toma del barrio Estación Ferreyra. Siguiendo el “ejemplo” nefasto de Guernica, las fuerzas policiales arremetieron sobre el barrio con topadoras, aplastando el casi centenar de viviendas precarias que se habían construido.

En el operativo, fueron detenidos la diputada Soledad Díaz García (PO-FIT) y el dirigente del PO (O) Jorge Navarro, junto con un conjunto de ocupantes e integrantes del Polo Obrero oficial. La acción desalojadora dio lugar a una movilización de repudio horas después, cuando finalmente fueron liberados los detenidos.

Schiaretti y su policía han respondido brutalmente en defensa de los intereses inmobiliarios, en medio de la grave crisis habitacional que atraviesa a la provincia. Se calcula que, en el Gran Córdoba, alrededor de 6000 familias han debido recurrir a la ocupación de terrenos desde que comenzó la pandemia, como consecuencia de la crisis social, los despidos y el hacinamiento.

En la provincia donde los incendios alentados o perpetrados por los especuladores del suelo permanecen impunes, toda la fuerza represiva del Estado se despliega, en cambio, para golpear a los sin techo.

Repudiamos la represión y exigimos una respuesta inmediata –tierra y vivienda- para todos los compañeros desalojados.

Suscribite a Política Obrera