Chile: vamos por el triunfo del Sindicato CMR Falabella

Tiempo de lectura: 3 minutos

En su séptimo día de huelga, el sindicato nacional CMR Falabella - con más de 1200 trabajadores y trabajadoras - continúa su lucha, ante la oferta de $0 pesos presentada por la empresa el pasado miércoles 18 de noviembre. La compañía, del grupo económico Solari, uno de los 3 más ricos del país, que además, recibe casi el 10% de las inversiones de las AFP, posicionándose según fundación Sol como el sexto grupo que mayor ganancia obtiene con la especulación financiera de nuestros ahorros provisionales, ha negado una oferta al sindicato desde enero, cuando comenzaron con las primeras mesas negociadoras.

Con la llegada de la pandemia el proceso fue aplazado durante meses hasta el pasado 12 de noviembre; fecha en la que, ante la nula comunicación y oferta de la empresa, el sindicato voto la huelga efectiva.

Con el argumento de la crisis sanitaria la empresa ha mantenido como única oferta un reajuste de salario igual al costo del IPC, que es igual a la inflación acumulada a la fecha; modificación que no sube el salario, aumento de igual a cero, que, en medio de alzas de la canasta familiar, no permite a las y los trabadores recuperar su capacidad adquisitiva. En contraste a lo esgrimido por la patronal, los informes financieros del segundo trimestre 2020 reflejan ganancias superiores a las registradas en el mismo periodo 2019, presentando utilidades por $3 mil 154 millones, un 12% de aumento.

La presidenta del Sindicato Andrea Marchant ha manifestado que desde el inicio de la pandemia las remuneraciones se han visto afectadas en un 40% promedio, dada las constantes bajas por la empresa de las comisiones. Además, han denunciado que desde la fusión de banco Falabella y CMR Falabella en septiembre de este año, se ha generado una diferenciación de beneficios y salarios a igual trabajo, siendo los trabajadores de CMR los perjudicados. Frente a la crisis, CMR sigue el camino trazado por el gobierno, el de recuperar las ganancias perdidas por la vía de reducir el costo de contratación, reduciendo el pago de salarios. Así, los empresarios buscan cargar los costos de la crisis a las y los trabajadores.

Repudiemos la agresión a 2 trabajadoras en huelga y el amedrentamiento patronal

Durante la huelga, esta semana, una trabajadora en situación de embarazo que se concentraba con huelguistas a las afuera de una sucursal de Banco Falabella en Viña del Mar, fue agredida por un cliente de manera injustificada, golpeándola y botándola al piso. Situación que tuvo como desenlace un trágico aborto espontaneo. Asimismo, durante una acción de protesta, el día de hoy 19 de noviembre en el mall Parque Arauco, una dirigente fue agredida a puños por parte del personal de seguridad del mall. Ambas situaciones son responsabilidad directa de la empresa que mantiene una huelga sin ánimo de querer negociar mejores condiciones laborales, exponiendo a sus trabajadoras a situaciones de altísima gravedad. Por su parte, la empresa ya ha amenazado con sus jefaturas medias una política de amedrentamiento, amenazando con despidos tras finalizar la huelga, realizando con ello acciones de fotografiar a huelguistas, situación que ha sido denunciada en distintas regiones por trabajadoras y trabajadores del sindicato.

Para una victoria del sindicato es imprescindible la unidad y colaboración de los sindicatos, del activismo y la izquierda para derrocar la política de ajuste de Piñera y las patronales contra el salario y el trabajo. Más que nunca la unidad bajo un programa por un salario igual al costo real de la vida, la reducción de la jornada laboral, la repartición del trabajo entre ocupados y desocupados, y el fin de la política laboral pinochetista se vuelve una prioridad para los sindicatos.

¡Por la victoria de la huelga de las y los trabajadores de CMR Falabella!

¡Por la defensa del trabajo y el salario!

¡Que los costos de la crisis los paguen los capitalistas!

Foto: Javiera Fuentes.

Suscribite a Política Obrera