Guatemala: se extiende rebelión popular en América Latina

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 1 minuto

Miles de indígenas protestaron ayer en Guatemala con piquetes y bloqueos en rutas que comunican la capital con el interior del país, reclamando la renuncia del presidente, Giammatei. Las comunidades indígenas solicitan también la renuncia de los diputados del Parlamento y la remoción del ministro de Gobernación (Interior), Gendri Reyes –acusado de ser el responsable de la represión durante las protestas de hace diez días para que renuncie el presidente. Esto ocurre diez meses después de asumir, debido al mal manejo de la crisis sanitaria.

La gota que rebalsó el vaso fue la aprobación entre gallos y medianoche de un presupuesto de ajuste en salud, educación y en recursos para paliar las consecuencias económicas de la pandemia. De acuerdo a las denuncias, los 160 diputados que dieron el sí, ni siquiera tuvieron acceso al proyecto aprobado. Se impuso lo que se conoce como “el pacto de corruptos”, una alianza entre políticos, empresarios privados y mafias del narcotráfico que se encuentra en el centro del poder del país.

El Palacio de Gobierno fue incendiado durante la movilización del 20 de noviembre. El vicepresidente Castillo convocó al presidente a una renuncia conjunta para “oxigenar” el país. Giammattei solicitó una comisión de la golpista OEA (Organización de Estado Americanos) para “evaluar” la situación. “La OEA envió una comisión encabezada por el exdiputado argentino Fluvio Pompeo, quien fue descalificado por varias organizaciones argumentando que este había participado supuestamente en un fallido negocio del gobierno argentino y la ex administración de Jimmy Morales” (infobae, 28/11).

Desde ese momento ha habido al menos una docena de protestas contra el gobierno. Tras la rebelión del 20, el mandatario anuló el cuestionado presupuesto. Los organismos de DDHH denunciaron un estado sistemático de represión (elperiódico, 29/11). Decenas de movilizaciones han ocurrido en diferentes puntos en la última semana.

El sábado pasado al menos 7.000 personas se reunieron frente a la sede del gobierno. Además de la renuncia del presidente y de todos los diputados, reclamaron la convocatoria de una Asamblea Constituyente. (France24, 29/11). Las manifestaciones también se extendieron a otros departamentos del país como Huehuetenango, Quetzaltenango y Sacatepéquez.

La manifestación de rebelión popular frente a los regímenes en crisis se extiende a través del continente, como en los casos de Costa Rica, Chile, Colombia, Perú, Ecuador y tantos otros.

Suscribite a Política Obrera