La defenestración política de Donda

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 1 minuto

La denuncia de Arminda Banda Oxa, empleada desde 2007 en la casa particular de Victoria Donda, contra la actual directora del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), ha levantado polvareda política.

La funcionaria fue denunciada por intentar darle un puesto en su repartición o un plan social a Arminda, con el propósito de evitar el pago de una indemnización y, ahora, de la denuncia judicial. La denunciante también le reclama a Donda no haberla tenido registrada durante la totalidad de la relación laboral. En base a esta denuncia la Justicia federal comenzó a investigar a Donda, por el delito de malversación de caudales públicos y administración fraudulenta.

La denuncia contra Donda evidencia, por un lado, las prácticas corrientes de precarización laboral a las que están sometidos los trabajadores de casas particulares en Argentina. El empleo doméstico ocupa a aproximadamente 2 millones de personas, de las cuales sólo 650 mil revisten como registradas, mientras el resto trabaja en la informalidad. Alrededor del 90% de estos trabajadores son mujeres sostenes de hogar https://politicaobrera.com/mujer/2129-consecuencias-de-la-pandemia-covid-19-sobre-las-mujeres. El feminismo sororo de Donda queda expuesto como una impostura política.

Por otro lado, quedan expuestos los métodos punteriles de cooptación el Estado capitalista y sus funcionarios, en este caso de la pequeña burguesía ‘progre’ y ‘piquetera’. “Te puedo conseguir un contrato en el INADI” –el mensaje de Donda a su empleada- es una frase repetida hasta el cansancio en la burocracia del régimen. La carrera política de Donda retrata esa cooptación al Estado: primero en la Corriente Patria Libre y luego en Libres del Sur/ Barrios de Pie -espacio con el cual rompería en 2018 para formar “Somos”, como furgón de cola de la política de CFK. Donda pasó por todas las coaliciones patronales desde el binnerismo, el lavagnismo hasta su alianza con el ex JP Morgan y macrista Alfonso Prat Gay y con el actual oficialismo del FdT. Alberto Fernández se encargó de defender a Donda en las últimas horas.

La defenestración política de Donda, en ese cuadro, no será el último episodio de un prontuario de corruptelas y de luchas intestinas.

Suscribite a Política Obrera