Basta de femicidios: imponente movilización en Ezeiza

Escriben Mabel Garcete y Cristian Cañete

Justicia por María y Analía

Tiempo de lectura: 2 minutos

Más de 3 mil personas, fundamentalmente mujeres, nos movilizamos este jueves 7 por las calles de Ezeiza hacia la fiscalía (UFI 3) para reclamar justicia para María Emilia Barrios y Analía Barbosa Martínez, quienes fueron asesinadas y sus cuerpos descartados en las inmediaciones de la autopista Ezeiza – Cañuelas. El cuerpo sin vida de María apareció el 25 de diciembre pasado y el de Analía el 31, ambos en similares circunstancias – semidesnudas y con signos de estrangulamiento, según lo estableció la autopsia (Diario Sur, 7/1).

En los últimos días cobró fuerza la difusión a través de las redes sociales y medios locales (canal 4) el reclamo de familiares y amigos por justicia y esclarecimiento de ambos femicidios. También denunciaron aprietes de la policía a los familiares de María y amenazas en las redes a amigos que reclamaban justicia con insistencia en los posteos de la hija de la víctima.

La movilización partió de la Plaza de las Américas, frente al municipio y atravesó el centro de Ezeiza hasta llegar a la fiscalía. Con una mayoritaria presencia femenina, las calles de Ezeiza se llenaron de familias, jóvenes y vecinos con sus carteles hechos a mano con el reclamo rabioso de justicia por todas las víctimas de femicidios, contra la violencia de género y la complicidad del Estado, con cánticos que señalaban a la policía como cómplice y/o responsable de encubrimiento y hasta de responsabilidad directa. La existencia de indicios que involucran a la policía llevó a la fiscal a apartar a la bonaerense de la investigación.

Al término de la marcha, hablaron Belén (hija de María), Johana (Hermana de Analía) y familiares de otras víctimas de femicidio del distrito, prometiendo seguir la lucha hasta que se haga justicia.

La masividad de la autoconvocatoria, impulsada con sólo un día de anticipación, mostró la fuerza del reclamo y la conciencia de parte de la población y particularmente de las propias mujeres, de la necesidad de ganar la calle para terminar de una vez por todas con los femicidios y la violencia generalizada hacia las mujeres.

A una semana del logro del aborto legal (logro de décadas de lucha, aunque no haya sido completo) los grandes problemas de la mujer continúan y se agravan, pero deberán enfrentar a un movimiento de mujeres en ascenso. ¡Vamos por el esclarecimiento del asesinato de María y Analía! ¡No al encubrimiento! ¡Cárcel a todos los responsables!

Suscribite a Política Obrera