La Plata: avanza la campaña por la legalidad

Escribe Eduardo Molina

Tiempo de lectura: 2 minutos

En los primeros 15 días de recorridas en las grandes barriadas de La Plata, la campaña por la legalidad de la Tendencia del Partido Obrero avanza sin pausa - con un gran esfuerzo militante.

Desde temprano y hasta tarde, desafiando las altas temperaturas, puerta a puerta, compañeros y compañeras llevan nuestros planteos y explican la importancia democrática de que conquistemos nuestros derechos políticos. Cientos de trabajadoras y trabajadores ya han dado su afiliación.

En el cuadro de una campaña política inédita, marcada por la pandemia, los cuidados, los distanciamientos y las restricciones que impone el desarrollo del virus, se pueden sacar las primeras conclusiones del momento político en el cual desarrollamos este gran esfuerzo.

En primer lugar, en los debates, los trabajadores manifiestan una bronca creciente por la incertidumbre que generan el desarrollo de la pandemia y las políticas del gobierno, el crecimiento de la carestía y la miseria, la pérdida de trabajos y el rescate a los “mismos de siempre”, mientras los golpes los reciben los laburantes. Muchos trabajadores acceden a darnos la afiliación para que nuestra lucha pueda tener un campo de acción más amplio. No sólo hay predisposición a darnos los datos, sino también para que volvamos a reunirnos y discutir las perspectivas de los trabajadores para enfrentar al régimen.

En estos primeros 15 días nos hemos contactado con varios trabajadores y nos reunimos con mujeres dispuestas a organizarse para enfrentar la miseria en sus barrios. En segundo lugar, se expresa frecuentemente el hartazgo de los aparatos políticos patronales y sindicales. El repudio a los punteros y a la burocracia sindical es todo un termómetro del estado de ánimo. Un tercer aspecto destacado es que, entre los jóvenes, la aceptación de afiliarse es mayor, sin prejuicios y sin ninguna atadura a los partidos del régimen. Finalmente, entre los trabajadores, el reconocimiento a la figura de Altamira como un constructor del Partido Obrero es un punto de apoyo a la campaña.

La campaña de afiliaciones nos acercó a viejas relaciones del Partido que nos acompañaron en las recorridas en sus barrios y tomaron el compromiso de seguir ellos juntando afiliaciones entre sus relaciones. Un lugar importante de esta tarea es el acompañamiento de los compañeros del Polo Tendencia, recorriendo y dejando fichas a sus vecinos para buscar más afiliados entre sus familiares y amistades.

La obtención de nuestra legalidad está ligada a la deliberación de los trabajadores y a la ligazón con las reivindicaciones postergadas, el salario, las jubilaciones, el trabajo, y es una fuente de reagrupamiento de fuerzas en momentos que el régimen de gobierno se encuentra atado con alambres.

Nos estamos preparando para intervenir en un periodo de giros políticos. La conquista de la legalidad significará ampliar el campo de acción política de la Tendencia.

Suscribite a Política Obrera