Protestas y huelgas en EEUU contra la presencialidad

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 3 minutos

La declaración de regreso a la presencialidad en las escuelas ha desatado, en Estados Unidos, una rebelión educativa. En Chicago, los docentes desoyeron el regreso a las aulas en tres oportunidades y es inminente la declaración de huelga. En California, con 6 millones de estudiantes de escuelas públicas-, el gobernador Gavin Newsom imploró la presencialidad, pero los sindicatos de maestros dicen que no volverán. El demócrata Newsom apeló al chantage anunció un incentivo de $ 2 mil millones de fondos adicionales para las escuela que reabran (Associated Press, 2/2).

En Cincinnati, tras que un juez desestimara una demanda del sindicato de maestros, sólo un pequeño porcentaje de los estudiantes volvió a las aulas. En Nashua, New Hampshire, la junta escolar votó a favor de seguir con el aprendizaje desde casa para la mayoría de los estudiantes hasta que la ciudad cumpla con ciertos objetivos sobre infecciones, hospitalizaciones y pruebas de coronavirus. En Virginia, Fairfax, el sindicato dice que menos del 10% de los maestros sienten que es seguro regresar (AP, 2/2).

En los distritos más grandes, incluidos Los Ángeles, San Diego y San Francisco, los gremios docentes dicen que “El virus domina en este momento y no tiene un calendario”. Los planes de vacunación son irreales, advirtió en una carta la Asociación de Maestros de California de 300.000 miembros. Joe Biden y los senadores republicanos proponen paquetes de estímulo para las escuelas que reabran.

Entre las demandas del sindicato docente de Chicago para retornar a las clases, se encuentra que la tasa de positividad del coronavirus en el Estado de Illinois sea inferior al 3%, uso de máscaras y los protocolos de rastreo de casos y pruebas avanzadas para los miembros del personal. Además, priorizar a los maestros para la vacuna contra el coronavirus y permitir la inasistencia de los maestros con familiares médicamente vulnerables. El sindicato se ha opuesto a todas las propuestas de reapertura que las Escuelas Públicas de Chicago han ofrecido, a pesar de reunirse con funcionarios del distrito y de la ciudad más de 70 veces desde junio.

La semana pasada, el sindicato de maestros se negó a regresar a las aulas después de que el 71% de sus miembros votaran a favor de continuar con el aprendizaje virtual. El distrito estatal amenazó con excluir a los maestros del aprendizaje remoto si no regresaban al aula, pero retiró la amenaza el lunes después de que el Sindicato de Maestros de Chicago planeara una huelga. El distrito evitó por poco lo que habría sido la segunda huelga del sindicato en menos de 16 meses.

Ataques a los docentes

En varios estados estánavanzando en la legislación para imponer la presencialidad. Una ley de Iowa, firmada el viernes por el gobernador Kim Reynolds (Rep.), requiere que los distritos ofrezcan presencialidad a tiempo completo a los padres que lo soliciten, con o sin vacunas. En Carolina del Norte, el gobernador demócrata Roy Cooper enfrenta la presión de los legisladores republicanos para reabrir más escuelas. En Carolina del Sur, se está llevando a cabo un proyecto bipartidista para que los estudiantes vuelvan a clase cinco días a la semana.

Las autoridades de Washington DC solicitaron al Tribunal Superior que libre una orden para impedir no sólo que el sindicato de docentes entre en huelga sino incluso que “libre conversaciones” sobre la posibilidad de huelga entre sus miembros. El plan de la ciudad es que regrese el 45% de las clases presenciales (Washington Post, 1/1). Es la tercera vez que la ciudad intenta reabrir las escuelas, luego de fracasar en junio y diciembre pasados.

La alcaldesa Browser declaró que “cuando tu jefe te dice que tenes que estar en el trabajo, ahí es donde debes estar” (WP, 1/1). Pero es la segunda semana consecutiva que los maestros de Chicago se negaron a regresar al salón de clases, lo que obligó al distrito a retrasar la educación en persona para más de 60.000 estudiantes, venciendo las presiones de Biden, el gobernador y la alcaldesa.

Kathryn Person, profesora de secundaria en Chicago, dijo que “Si intentan tomar represalias, cuando eso suceda, nos declararemos en huelga”, dijo (Associated Press, 2/2).

Suscribite a Política Obrera