Porqué “No tendremos inmunidad antes de la segunda ola”

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 3 minutos

Argentina entrará a una “segunda ola” sin inmunidad. El acaparamiento de las vacunas y los boicots de compañías como Pfizer está retrasando el acceso a las vacunas y a la vacunación. Según Jorge Geffner, investigador del Conicet y titular de inmunología de la UBA, “la idea era tener 8 o 9 millones de vacunas entre enero y febrero, pero no se llegó. Nadie sabe cuándo se iniciará ni qué magnitud tendrá la segunda ola, pero no tendremos inmunidad de rebaño del 70% de la población, así que es muy probable que se sufra una segunda ola”. La “primera ola” dejó más de 50.000 muertos.

Retrasos

El país cuenta con tres vacunas distintas, con diferentes rangos de inmunidad: desde la vacuna desarrollada por Rusia (Sputnik-V), la llamada “Covishield”, fabricada en la India que se basa en la tecnología de Oxford y AstraZeneca, de la cual arribaron 580 mil dosis, y un millón de dosis de la vacuna que desarrolla Sinopharm con el Instituto de Productos Biológicos de Pekín, de inminente aplicación. La vacuna china es la única que maneja la estrategia de virus inactivado químicamente, las otras son de vector viral, pero la primera cuenta con “una eficacia de 50,38%, apenas por arriba del mínimo pedido por la OMS” (LN, ídem).

El investigador advierte que “la brecha de algunas semanas entre que se reciben las dosis y lo que el cuerpo tarda en generar la inmunidad también puede jugar en contra” (ídem). Según el Ministerio de Salud, “en Argentina hay más de 1,7 millones de vacunas distribuidas, pero sólo se aplicaron un millón de dosis”. Argentina, que espera recibir varios millones del sistema Covax, va a tener que esperar, ya que están anotados 190 países y Covax hizo su primer envío simbólico a Ghana de 600mil dosis (ídem).

“La inmunidad será de un año”, dice Geffner. La necesidad de nuevas campañas de vacunación puede complicar la campaña de vacunación anual regular. También se especula que cuando se apruebe la vacuna Sinopharm para mayores de 60, la vacunación de los docentes podría ser suspendida (ídem). “Claro que es buena idea vacunar a los docentes para no suspender las clases, pero para mí el personal de salud y los mayores de 60 años son prioridad”, afirma Ricardo Ruttimann, del Ministerio de Salud (ídem).

Secuelas de los “aprietes” de Pfizer

La Nación plantea que la razón por la cual no hubo acuerdo con Pfizer, según la oposición, fue “un pedido ilegal de dinero” de parte del oficialismo. La, a pesar de su gravedad, no se radicó en sede judicial ni se ha revelado su fuente. Desde la revista peruana OjoPúblico, un grupo de investigación Bureau of Investigative Journalism, con sede en Londres, denunció el pedido de concesiones estratégicas, por parte de Pfizer, a cambio de la vacuna, algo que salió reproducido en medios internacionales (https://politicaobrera.com/internacionales/4071-los-aprietes-internacionales-de-pfizer-y-su-incumplimiento-de-contratos). Pfizer habría pedido la contratación de seguros de caución y garantías inmobiliarias (ídem).

Los principales accionistas de Pfizer son megafondos como BlackRock, Vanguard Group y Rothschild Asset Management (los lobbys financieros de la City de Londres y Wall Street). BionTech SE, socio de Pfizer, también es parcialmente patrocinada por la Fundación Bill & Melinda Gates. Pretenden recaudar 15.000 millones de dólares este año por la vacuna y triplicar esa cifra el próximo año.

“Funcionarios de Argentina y otro país latinoamericano, que no podemos nombrar pues los funcionarios firmaron un acuerdo de confidencialidad con Pfizer, dijeron que los negociadores de la compañía exigieron una indemnidad adicional contra cualquier reclamo civil que los ciudadanos pudieran presentar si experimentaban efectos adversos, después de ser vacunados. En Argentina y Brasil, Pfizer pidió que los activos soberanos se pusieran como garantía para cubrir posibles costos legales futuros” (OjoPúblico, 23/2).

Pfizer solicitó incluir cláusulas que eximen de responsabilidad a la farmacéutica por los eventuales efectos adversos de la vacuna, la demora en la entrega de los lotes. “Funcionarios del Gobierno de Argentina señalaron al equipo de esta investigación que sintieron que las demandas de Pfizer iban más allá que las otras fabricantes de vacunas, y más allá de las condiciones de Covax”. Pfizer solicitó una indemnidad adicional de los procesos civiles, debido a propios actos de negligencia, fraude o malicia. Pfizer, luego de recibir financiamiento estatal, está tratando de “minimizar los riesgos”, para seguir recibiendo financiamiento financiero.

“El fracaso de las negociaciones significa que los ciudadanos argentinos, a diferencia de los de los países vecinos, no tienen acceso a la vacuna de Pfizer,” (ídem). Funcionarios de distintos países denuncian aprietes (“Compren más ,si no van a ser responsables de la muerte de las personas”), y gestiones de la empresa para alargar los plazos de entrega. Los acuerdos de confidencialidad se pueden mantener en secreto por 5 años.

En Perú “el Gobierno aceptó asumir todos los gastos de posibles demandas en cualquier parte; transporte; distribución; o productos relacionados a la vacuna” (ídem); "la espada de Damocles colgando sobre las cabezas de países desesperados con una población desesperada", afirmó el profesor Lawrence Gostin, de la OMS.

Suscribite a Política Obrera