Día de la visibilidad lésbica: #7M y #8M salgamos a la lucha

Escribe Ramiro Duré

Tiempo de lectura: 2 minutos

Todos los 7 de marzo, recordamos a Pepa Gaitán, de 27 años, asesinada en 2010 por el padrastro de su novia, quien se oponía a la relación entre ellas. El caso tomó relevancia al darse a conocer que los policías que acudieron a la escena del crimen se negaron a trasladar a Pepa al hospital más cercano mientras se encontraba agonizando, de modo que no recibiera la atención necesaria. Al tomar relevancia mediática el caso, y que con esto se dé a conocer la realidad en al que se ven sumergidas las lesbianas, junto con el resto de la comunidad LGBTI+, es que en su memoria se conmemora el Día de la visibilidad lésbica, con el fin de visibilizar y denunciar la realidad a la que éstas están expuestas.

Actualmente las condiciones en las que viven las lesbianas y el resto de la comunidad LGBTI+ no han cambiado. Muy por el contrario: como consecuencia de la decadencia capitalista, las bancarrotas financieras y el plan de ajuste de Alberto Fernández y el FMI es que podemos observar cómo se han agudizado los femicidios, transfemicidios y crímenes de odio. Esto es porque el peso de la descomposición social y la crisis tiende a caer sobre la espalda de los sectores oprimidos y marginados de la sociedad, agravando aún más su situación.

A pesar de la relevancia que han tomado los reclamos contra los femicidios y crímenes de odio, la violencia y discriminación sistemática hacia las mujeres y diversidades no cesan y se profundiza. Conducta repetida por el mismo Estado y por sus instituciones que persigue, golpea, detiene y condena por su orientación sexual a la diversidad sexual, cuestión que se ve reflejada en los numerosos casos que se han dado a conocer en los últimos años sobre criminalización a personas del colectivo LGBTI+. Son los casos de Pepa, Marian Gómez y Eva Analía De Jesús “Higui”, entre otros, ejemplos donde se ve cómo actúa el Estado a la hora de perseguir a las diversidades sexuales y de género.

Frente a los crímenes de odio, la discriminación y persecución de la comunidad LGBTI+, desde la Agrupación 1969 señalamos al Estado y sus instituciones como los responsables, promotores y reproductores de la violencia que atraviesa a la diversidad sexual y de género. También denunciamos la injerencia de las Iglesias en el Estado, que reproducen ésta violencia y se oponen a nuestros derechos, como el acceso a la ESI laica y el aborto legal seguro y gratuito.

Por esto convocamos a las lesbianas y al resto de la comunidad a que se sumen a movilizarse este 8M, y a hacerle frente a este régimen social que nos persigue, violenta y oprime, para exigir basta de travesticidios, transfemicidios y crímenes de odio. Abajo la criminalización y persecución a las diversidades sexuales y de género: absolución de Marian Gómez y de Higui. Basta de ajuste y represión. ESI laica y científica. Cumplimiento de la ley de IVE. Separación de las iglesias del Estado. ¡Cupo laboral trans YA! El estado es responsable. Por un movimiento LGBTI+ independiente del Estado, las Iglesias y los partidos patronales.

¡PEPA GAITÁN, PRESENTE!

Suscribite a Política Obrera