ADUNS, cese de actividades presenciales

Escribe Mariano Schlez - Docente e investigador UNS-CONICET

Por tiempo indeterminado y paros semanales rotativos.

Tiempo de lectura: 3 minutos

El día de ayer, la asamblea de ADUNS determinó un cese de actividades presenciales por tiempo indeterminado en las EPUNS, con evaluaciones periódicas, y paro total de actividades docentes (presenciales y virtuales) en la UNS y en las EPUNS por 24 horas, rotativos y semanales, en demanda del cierre de los establecimientos educativos y el cese de las actividades presenciales en este contexto dramático de contagios y muertes, convocándose el primero de ellos para el jueves 15 de abril.

Estas medidas fueron tomadas en el marco de la bronca generada porque el gobierno nacional, provincial y municipal, así como las autoridades de la UNS, no ofrecen ninguna respuesta frente al crecimiento de contagios de docentes y estudiantes en las escuelas, a lo que se sumó que el ministerio de educación no permitió a la CONADU-H participar de la mesa de negociación salarial, hecho repudiado por la asamblea. La asamblea rechazó de plano el ofrecimiento salarial efectuado por el Ministerio de Educación de la Nación, consistente en un 33% de aumento distribuido en 8 cuotas (con finalización en febrero de 2022), reclamando, la urgente recomposición de la pérdida salarial observada en el año 2020 (alrededor del 22%); incrementos salariales que, como mínimo, no estén por debajo de la inflación de 2021 y cláusula gatillo de aplicación automática, todo esto en camino a conquistar el valor de la media canasta familiar para el cargo testigo docente. Otro de los reclamos, no menor, es la exigencia a la UNS y al SOSUNS (la obra social) del reconocimiento integral (100%) del costo de la prueba de diagnóstico PCR y el tratamiento protectivo de anteojos denominado Blue Light, fundamental para el trabajo virtual frente a pantallas. Por lo tanto, se mandató a su representante en la Federación a que convoque a un paro nacional por 24 horas si ella no es llamada a la próxima mesa de negociación salarial.

Los compañeros que intervinieron en la asamblea denunciaron, uno tras otro, la situación desesperante que viven los docentes en medio de lo que es, sin lugar a dudas, una catástrofe no sólo sanitaria, sino también política, económica y social. Frente a ella, no cabe esperar ninguna “ayuda” del Estado, el gobierno y las patronales educativas, sino sólo de los propios trabajadores. Algunas posiciones señalaban que no todos los docentes estaban llevando adelante el cese de la presencialidad, cediendo a la creciente presión de las autoridades y sectores de los padres. No obstante, se acordó que la medida del gremio permitía salvaguardar la vida de la enorme cantidad de docentes que sí se plegaban al cese desde hacía un mes. Asimismo, se señaló el creciente desarrollo, a nivel nacional, de agrupaciones de docentes y padres autoconvocados contra la presencialidad. Se trata de una política a imitar por otros gremios, en particular el SUTEBA, en tanto ella le permitiría a los compañeros no enfrentar individualmente las presiones para volver a las aulas de inspectores y directivos.

De esta manera, se votó la solidaridad y apoyo a los y las compañeros y compañeras docentes del Colegio Nacional de Buenos Aires de la UBA, que vienen sufriendo ataques mediáticos y de parte de las autoridades del mismo frente a su demanda de no retorno a la presencialidad educativa y saludar la resolución tomada por el Consejo Departamental de Humanidades UNS en apoyo y solidaridad con los trabajadores de las EPUNS, obligados a retornar a las actividades presenciales en este contexto y en demanda a las autoridades de la UNS que inicie el diálogo paritario con ADUNS.

Finalmente, en torno a la única y verdadera “condición” para la presencialidad, la vacunación masiva, los docentes de ADUNS se mostraron a favor de la declaración de utilidad pública, por parte del Estado, de la planta mAbxience del grupo Sigman, donde se produce el principio activo de la vacuna contra la Covid-19 y de la liberación de la totalidad de las patentes de las vacunas (derecho de propiedad intelectual) para su producción masiva en el país.

Más allá de los debates que recorrieron a la asamblea, cada vez se hace más evidente que el gobierno nacional se preocupa por defender los intereses capitalistas. No se diferencia, en términos estratégicos, de la “oposición” macrista. Se consolida entre los docentes un planteo político fundamental: sólo la organización contra la presencialidad y la solidaridad de clase nos permitirá superar esta pandemia.

Suscribite a Política Obrera