Estatales: radio abierta en Ministerio de Economía por salario y pase a planta

Escriben Valu Viglieca y Pamela Juárez

Crecen la Interjuntas Nacionales de ATE.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El pasado martes 12 de mayo se realizó, en las puertas de economía una radio abierta convocada por la interjuntas de ATE de organismos nacionales. Participaron un centenar de asistentes. La interjuntas creció en una semana: a las 7 juntas internas que se dieron cita el 5 de mayo (Trabajo, Economía, Cultura, Inti, Senasa, Incaa e Indec) se sumaron la Junta Interna de la Comisión Nacional de Energía Atómica- CNEA, la del Conicet, Agricultura Familiar y el Instituto Nacional de Tecnología Agronómica- INTA. Además de agrupaciones sindicales de organismos donde las conducciones miran para otro lado. La actividad se proponía la presentación de una nota para Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán (ambos de gira por Europa) con la reivindicación del aumento del salario, indexación del mismo y el pase a planta de los precarizados.

La jornada coincidió con la noticia de que el sindicato de los estatales de la CGT, UPCN tendría un acuerdo con la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani para las paritarias venideras de un 35% hasta el 2022 (Infogremiales, 11 de mayo). Por su parte ATE Nacional aceptaría si se agrega una cláusula a fin de año. La noticia fue la gota que rebalsó el vaso de un humor caldeado en la base de los trabajadores del estado que denuncian un atraso salarial del orden del 45%. Este golpe al salario un año más se contrapone de plano con los pagos de vencimiento de deuda externa en el orden de los 2000 millones de dólares a pagar en estos días. La gira del presidente por Europa buscando un acuerdo con el club de París y el FMI fue uno de los blancos de los oradores que denunciaron el hambre, la desocupación y la fuga de cerebros de un gobierno que “no ha cumplido sus promesas” según denunciaron desde Conicet y el Incaa entre otros.

La Interjuntas un canal de organización que tiene que crecer

A partir de la noticia del 35 en minicuotas se profundizó un parteaguas entre la interjuntas y la entregada que prepara la burocracia de ambos sindicatos. O se aporta a organizar un frente de lucha por el salario que defienda que los trabajadores no sean los que paguen la crisis o se adopta el silencio de la Verde y la Verde y Blanca que con una mano dicen que no van a aceptar salarios por debajo de la línea de pobreza y con la otra firman el salario mínimo vital y móvil de indegencia.

En ese sentido intervino el “Vasco” Izurrieta, secretario general de ATE Trabajo, que denunció a la burocracia sindical por firmar el salario mínimo del gobierno y preparar una nueva entrega del salario estatal a espaldas de los trabajadores. Las intervenciones de Inti y Senasa hicieron un contrapunto entre una conducción desaparecida y las autoconvocatorias de los estatales de Neuquén y Chubut como así también la lucha docente contra la presencialidad.

Uno de los puntos más sentidos entre las intervenciones fue la situación de precarización laboral. Frente a los nuevos anuncios de pase a planta permanente los oradores denunciaron que son falsas promesas ya incumplidas anteriormente. Lo usan para negociar estabilidad a cambio del salario, una extorsión de la paritaria pasada para contener el reclamo. También desde el escenario se saludó a los trabajadores de enfermería en su día y se reclamó la vacunación del personal de la primera línea.

La misma burocracia que se apresta a firmar el 35 sin convocar ni media asamblea dejó pasar el trabajo presencial no esencial y que los costos del teletrabajo corrieran por cuenta de los trabajadores, además de que se levantaran las licencias para las familias con hijos menores. Por eso, o se está con la burocracia a espaldas de los compañeros o se suma fuerza a la interjuntas en el camino de las autoconvocatorias.

Otro ejemplo son las asambleas nacionales como la de los trabajadores del Instituto de Obra Social y las Fuerzas Armadas y de Seguridad- IOSFA y los autoconvocados de todo el país del Conicet. El proceso de asambleas y paros que vienen desenvolviendo por reclamos sectoriales, tiene cruzar fronteras y confluir en asambleas con mandatos en contraposición a las reuniones entre gallos y media noche del Consejo Directivo Nacional.

La Interjuntas tiene que llamar a movilizar el día que se firme la paritaria como planteo la compañera de la Verde Roja Negra del ministerio de educación, pero antes de esa fecha tenemos que darnos una nueva cita que surja del debate en asambleas para darle continuidad al único núcleo de estatales que se propone recharzar la entregada de la paritaria.

La perspectiva es convocar asambleas virtuales o presenciales, sin distinción de afiliación en todas las dependencias allí donde las direcciones aún no han convocado. Donde la burocracia niegue los espacios de deliberación: la autoorganización y coordinación.

Discutir un plan de lucha que arranque un aumento de emergencia de 50% con indexación por inflación, por un salario inicial igual al costo de la canasta familiar, por el pase a planta permanente de todos los precarizados, por el cumplimiento de licencias y por nuestras condiciones laborales.

Tenemos un espejo en el que mirarnos: el movimiento autoconvocado de trabajadores estatales de la salud en Neuquén, que tras semanas de huelga y piquetes lograron un 53% de aumento salarial, marcan el rumbo y son exactamente la antítesis de la entrega del salario mínimo por parte de la burocracia.

LEER MÁS

La inflación no es un dato, es el núcleo de la crisis política, por Jorge Altamira

Suscribite a Política Obrera