El colapso sanitario hace estragos en Santa Fe: ¡Justicia por Lara!

Escribe Cuki M.

El Estado y el gobierno de Omar Perotti son responsables.

Tiempo de lectura: 2 minutos

La provincia de Santa Fe atraviesa una de sus peores crisis. Los números de la pandemia hace rato son alarmantes. El colapso recorre de norte a sur los principales efectores, la ocupación de camas es total y el personal de salud insuficiente y agotado.

El fin de semana se conoció la triste noticia de la muerte de una joven de 22 años que, luego de recorrer varios efectores, falleció el viernes en el viejo hospital Iturraspe en la capital provincial. La joven era insulinodependiente y hacía una semana le habían diagnosticado coronavirus.

La lamentable imagen, en la que se ve a Lara Arreguiz recostada en el pasillo, sin cama ni atención, tapada solamente con una campera, recorrió las redes sociales. Es la muestra cabal de la situación en la provincia, pero no es el único caso. Ya dos jóvenes de treinta años fallecieron por no tener camas en las localidades de Gálvez y Coronda. Las ambulancias deben definir a quién buscan y esperar camas libres para los traslados.

Enfermedad y angustia

El caso refleja también la angustia y la barbarie que deben atravesar las familias. Claudia Sánchez, mamá de Lara, contó que el 13 de mayo la joven estudiante de Veterinaria comenzó a sentir molestias en la garganta. Desde ese día recorrieron centros de salud y hospitales sin respuestas concretas: no había lugar, no había oxígeno.

Tras mucha insistencia, la joven fue internada. Incomunicada con su familia por más de cinco horas, logró enviar un sólo mensaje a su madre. Luego fue trasladada al viejo Iturraspe porque se había liberado una cama, pero la madre se enteró luego de que Lara sufrió tres paros cardiorrespiratorios y que no habían podido hacer nada para salvarla. "La última vez que la vi fue subiendo a la ambulancia", recordó Cristina. Ni siquiera pudo despedirse.

Por un 3J contra toda violencia

En este marco de ataque a las condiciones de vida, de aumento de la pobreza e indigencia, de falta de acceso a la salud, y en el que miles de personas mueren todos los días, más que nunca tenemos que denunciar la responsabilidad del Estado y los gobiernos.

Este 3J tenemos que ser contundentes y afirmar que no hay nada más violento que no acceder a una cama y a la cobertura médica. Que no hay nada más violento que no tener para comer y que la única respuesta sea la desinformación y la ignorancia. El gobierno de Perotti sostiene su política aperturista para garantizar las ganancias de las agroexportadoras, el campo y sectores empresarios, pero su política criminal se cobra la vida de trabajadores todos los días.

Contra los gobiernos criminales y por la vida de la clase obrera, este 3J salgamos a la calle por justicia por Lara y por todas nuestras reivindicaciones.

Suscribite a Política Obrera