El aumento del boleto en Bariloche

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 1 minuto

La audiencia pública convocada para tratar el aumento del boleto de colectivo de la ciudad de Bariloche concluyó el 18 de julio. Diez días después el intendente debía dar su dictamen. Una movilización de usuarios estaba prevista para ese día al Centro Cívico por el rechazo al aumento. Pero no hubo dictamen ni explicación alguna.

La empresa había pedido un aumento del 112%, de $62 a 132$ en marzo. Ahora podría ser sensiblemente mayor incluso. Los salarios de los trabajadores que usan el transporte están cada vez más por debajo de la línea de pobreza. La asamblea popular de Bariloche ya ha convocado a movilizaciones, publicado declaraciones, brindado cientos de entrevistas por los medios y realizó intervenciones en distintos eventos de la ciudad contra el boletazo, con importante repercusión.

La Asamblea planteó la nulidad de la Audiencia dado que el informe de la empresa que justificaría el aumento está plagado de costos exagerados, inaceptables. Ahora el Tribunal de Contralor deberá expedirse. Pero el aumento se viene, aún sin el dictamen. El intendente está sugiriendo que el boleto pasaría a $90.

Rechazamos el pésimo servicio que presta la empresa. Unidades deterioradas, con cubiertas lisas, sin cadenas para poder circular en la nieve, sin calefacción. Recorridos y frecuencias inconvenientes. Seguiremos exigiendo la apertura de los libros contables para constatar ingresos y egresos, el destino de los millonarios subsidios municipales, provinciales y nacionales. Planteamos una investigación sobre los innumerables incumplimientos de la empresa. Penalización en caso de constatarse dichos incumplimientos, incluida la expropiación sin pago de sus bienes y dar comienzo a un proceso de municipalización bajo control de trabajadores y usuarios.