Compañera Patricia Almirón, presente

Escribe Sabrina Ahumada

Tiempo de lectura: 1 minuto

El viernes 18 de noviembre falleció nuestra compañera de la asamblea del barrio Fargo de Hurlingham, Patricia Almirón. Tuvo que atravesar varias operaciones, enfrentando turnos de largas esperas, por distintas afecciones. La salud para la clase obrera, más aún para los desocupados, es un derecho conculcado. Muchas veces llegamos al médico cuando es tarde para tratamientos. El fallecimiento de Patricia deja muchos interrogantes. La salud pública debe formar parte de los reclamos de los trabajadores.

Hace años había comprendido Patricia que teníamos que enfrentar el hambre y la desocupación organizados. Movilizaba junto a nosotros. A la pobreza, a la situacion de desocupado, la enfrentaba participando en las asambleas. Colaboraba con el merendero del barrio. Ella se enfocaba siempre en cómo nos organizábamos y cómo haciamos para explicar; hablaba a sus compañeros, el mismo viernes 11 de noviembre movilizó con nosotros hasta el Ministerio de Desarrollo. Esa fue su última lucha. No queria abandonar: así lo expresó su familia.

Su esposo, trabajador ocupado, agradecido nos expresó que va a continuar colaborando en apoyo a los compañeros desocupados en el merendero.

Vamos a seguir esta lucha, vamos a seguir en las calles. Hasta la victoria siempre, compañera Patricia.

Suscribite a Política Obrera