Elecciones en Chubut

Escribe Jacyn

Tiempo de lectura: 2 minutos

Por un margen estrecho, Juntos por el Cambio le arrebató la gobernación de Chubut al peronismo. La provincia se suma así a una seguidilla de triunfos opositores, reivindicados como propios por JxC, en los casos de Neuquén, San Luis y San Juan. En Chaco y Santa Fe, los números se exhiben apremiantes para el oficialismo en las nacionales, descontadas probables derrotas en CABA, Córdoba y Mendoza, mientras continúa la incógnita en los casos de Santa Fe y provincia de Buenos Aires.

En el caso de Chubut es significativa por involucrar a Massa, padrino político de la actual gestión, y por el derrumbe del peronismo, que en 2019 había reunido, en dos listas, el 75% de las preferencias. Ahora, el candidato oficialista, Juan Pablo Luque, obtuvo apenas el 34,11% de los votos emitidos contra 35,71% de los de su adversario, Ignacio Torres. El pejota contaba con alcanzar una diferencia abrumadora en Comodoro Rivadavia, la ciudad más poblada de la provincia, y obtuvo 13 puntos de ventaja para el candidato a gobernador -aunque con mejores resultados para la candidata a intendenta de JxC-, pero no le alcanzó para revertir el desenlace adverso.

Actualmente, el pejota gobierna las ciudades de Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, mientras que JxC gobierna Rawson y Trelew. El tercer lugar fue para el empresario César Treffinger, el candidato de Milei, con el 13,18% de los votos. Quedó lejos de la disputa, pero su principal apuesta es colarse entre los tres diputados nacionales que se elegirán en octubre, colgado de la boleta del libertariano.

Como viene ocurriendo en los últimos turnos provinciales, se destacaron una concurrencia menor a las urnas y un elevado porcentaje de voto en blanco – más del 10% de los votos emitidos.

Por último, el FIT-U, con el 4,44% (14.400 votos), logró consagrar un legislador provincial. La lista estuvo integrada por el MST y el PO. En las elecciones provinciales de 2019, por separado, el PO había obtenido 2,89% (8.709 votos) y el MST, 2,43% (7.341 votos). La sumatoria arrojó entonces poco más de 16.000 votos. En las legislativas nacionales de 2021, ya constituido como FIT-U, el frente había arañado el 10% de los votos. Sus partidos hablaron entonces de “batacazo”. Ahora se refieren al “histórico” ingreso de la izquierda a la legislatura provincial, con muchos menos votos. La presencia legislativa del MST, que en el pasado apoyó a la Sociedad Rural y ahora a la OTAN, no representa un progreso para la clase obrera combativa.

El gobierno del saliente Mariano Arcioni estuvo signado por grandes luchas sociales y ambientales. El conflicto con los docentes y trabajadores estatales marcó su gestión, con huelgas y piquetes, por las paritarias y por el atraso crónico del pago de los salarios. Un intento por levantar las restricciones a la megaminería, a finales de 2021, provocó una rebelión popular. Chubut tiene una larga historia de lucha contra los pulpos mineros. Sin embargo, el lobby minero tiene puestos intereses en ambos bloques políticos que disputaron la elección. Los dos precandidatos presidenciales de JxC se mostraron juntos ante las cámaras para celebrar el triunfo de Torres.

La paridad del resultado no alcanza para ocultar una gran fragmentación política.

LEER MÁS:

Nuestro balance de las elecciones provinciales Por Jorge Altamira (Candidato a Diputado por la Ciudad de Buenos Aires), 12/06/2023.

Suscribite a Política Obrera