La campaña de Política Obrera en Bahía Blanca

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 2 minutos

El debut de la campaña y de nuestra lista, integrada por numerosos luchadores docentes, estuvo atravesado por una defensa del derecho a la huelga de docentes y trabajadores de la educación. El gobierno municipal de Juntos por el Cambio lanzó una insidiosa campaña para “terminar con los paros docentes” y declarar la educación como “servicio esencial” para suprimir las medidas de protesta, a la cual se sumó la burocracia Celeste del Suteba. Nosotros contragolpeamos señalando que, ante la enorme crisis salarial y educativa, estaba planteado superar los paros aislados por medio de la huelga general. Toda esta polémica fue liderada exclusivamente por nuestro partido. En el transcurso de la campaña, recorrimos escuelas y elaboramos una carta abierta a la docencia.

Otro aspecto central de nuestra campaña fue la salud pública. Recorrimos en dos oportunidades el Hospital Municipal para debatir con los trabajadores y verificamos un cuadro de superexplotación laboral que prevalece desde la pandemia, con jornadas extenuantes, salarios deficientes, contrataciones precarias, fuga de profesionales y un colapso absoluto. Durante la campaña se desató un brote de casos de intoxicación por monóxido de carbono que denunciamos como un “combo” de precariedad de toda la vida: viviendas precarias, hacinadas, con calefacción inadecuada, barrios sin asfalto por donde no acceden las ambulancias y, finalmente, un hospital desbordado en la atención. Denunciamos el cierre de las salas médicas por parte del Municipio, ya que estas se encontraban en un estado de derrumbe.

Fuimos a debatir con vecinos en las barriadas periféricas de la ciudad como Villa Bordeu –en nuestro local del Polo Obrero Tendencia-, Villa Talleres, Barrio Mara y General Cerri. Si bien pequeñas en concurrencia, fue una gran oportunidad para profundizar los planteos de Política Obrera referidos a la desocupación, la precariedad laboral y, fundamentalmente, nuestro objetivo de construir un partido propio de la clase obrera y luchar por un gobierno de los trabajadores. También recorrimos barrios para acercar nuestra plataforma y boleta con timbreos casa por casa. Recorrimos dos tomas de tierra y charlamos con vecinos que se están organizando por un techo propio.

Como lo venimos haciendo regularmente, agitamos en las fábricas de Cargill/Viterra en el Puerto de Ingeniero White. Recorrimos varios supermercados con nuestra plataforma. Nos contactamos y acercamos a debatir con la nueva comisión directiva del frigorífico recuperado y bajo gestión obrera INCOB. Agitamos sobre el Polo Petroquímico.

Durante todas las semanas de campaña, hubo mesas céntricas, en los principales parques los fines de semana y realizamos decenas de pintadas, todo lo cual fue reconocido por periodistas en una ciudad poblada de gigantografías, carteles LED y medios de comunicación pagos (utilizados ampliamente incluso por partidos del FIT-U).

En el local de Política Obrera, abierto con enorme esfuerzo durante la pandemia en 2020, realizamos una conferencia de prensa de presentación de la lista. Luego estuvo de visita Marcelo Ramal -nuestro precandidato a presidente- con quien realizamos una extensa visita por medios locales y concluimos con una charla en nuestro local. Sobre el cierre, estuvimos con Pablo Busch –precandidato a gobernador- también haciendo medios y un acto de cierre en la plaza Rivadavia. Participamos del único debate de candidatos de la campaña en una escuela secundaria de Ingeniero White.

El 13 de agosto tuvimos 40 fiscales que se movilizaron para proteger las boletas y votos de Política Obrera. Previamente, viajamos a localidades de otras provincias para garantizar la presencia de nuestra boleta.

En resumen, pudimos explotar durante la campaña la oportunidad de establecer nuevos contactos y vínculos con trabajadores y activistas de la ciudad, extendiendo por mucho nuestro radio de acción y llegada. Con toda esta actividad preparatoria, encararemos de mejor manera esta nueva etapa política.

Suscribite a Política Obrera