Acindar-La Matanza: los trabajadores rechazan suspensiones

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 1 minuto

Luego de varias reuniones, el cuerpo de delegados de Acindar-La Matanza evaluó la última propuesta de la empresa. La patronal propuso abonar el 75% del salario -había iniciado con el planteo de un 65%- por seis meses. Con respecto al bono anual, ofreció abonarlo en dos cuotas. Por otro lado, se negó a acceder a otros reclamo, como bolsones de alimentos, viáticos, comedor gratuito.

Para fudamentar el rechazo, el cuerpo de delegados sostiene que “las suspensiones deben realizarse garantizando el cobro del 100% del sueldo de todos los compañeros. Ante una inflación que no para, sobre todo en alimentos y elementos de higiene, significaría un golpe sobre al bolsillo de los trabajadores, que deben afrontar la epidemia y cuidar a sus familias”. A su vez, destaca: “Valoramos la unidad que hemos construido en el cuerpo de delegados para defender entre todos los derechos del conjunto de los compañeros de la fábrica”. Esta decisión fue ratificada a través de la realización de una encuesta, mayoritariamente. La CI también colocó sobre la mesa la necesidad de que se cumplan protocolos de seguridad e higiene elaborados por los propios trabajadores, para cuando se reactive la actividad.

Si bien algunos sectores de la fábrica se van reactivando, todavía muchos trabajadores se encuentran en cuarentena. La patronal les está enviando telegramas que amenazan con descontarles el sueldo si no se presentan a trabajar. La UOM Matanza emitió un comunicado que advierte que tomará acciones en el marco legal y gremial. Esto mientras continúa la negociación nacional entre la UOM y las cámaras patronales.

Suscribite a Política Obrera