Despidos y suspensiones en ACC Group

Escribe Telemarketers en Lucha

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores del call center ACC Group le impusieron a la patronal, a principios de la cuarentena, la seguridad sanitaria de los trabajadores y trabajadoras consiguiendo que se aplique el teletrabajo para todo el personal. De cientos de empleados hacinados en las oficinas, en la actualidad solo alrededor de 20 trabajan desde la oficina. La patronal aducía que al ser tarea esencial debían hacerla de manera presencial y no en home office. Sin embargo, los trabajadores ganaron esa primera pulseada después de semanas de pelea.

La gran mayoría de los trabajadores prestan tareas para empresas de venta de seguros, atención de consultas de facturación y beneficiarios de tarjeta de puntos; y solo una ínfima minoría trabaja en servicios realmente esenciales como atención de guardias de empresas eléctricas u obras sociales.

La respuesta de Fernández Floriani & Cia fue suspender a 70 trabajadores por razones de “fuerza mayor”. Las suspensiones llegaron un día antes que el DNU 329/2020 que prohibía las suspensiones y los despidos – no así la reducción salarial. No contentos con eso, usando la misma excusa, despidieron a alrededor de 15 trabajadores.

La patronal miente cuando dice que si los trabajadores reclaman por sus derechos se caen las cuentas y hay que suspender o despedir. No es cierto, sólo están defendiendo sus intereses, exponiendo la salud y la supervivencia de quienes realizamos el trabajo.

ACC Group no quiere perder rentabilidad ni invertir en el teletrabajo, pero a raíz de un ausentismo masivo quedó en claro que, incluso en las cuentas de atención esencial, la esencialidad no implica que no se pueda implementar el teletrabajo. Todo lo contrario, justamente por ser un servicio esencial deben ser los primeros a los que se le garantice las herramientas del home office para preservar la prestación del servicio.

Pretenden responsabilizar a los trabajadores que reclaman - que no se pague el sueldo en cuotas, que se paguen los aumentos decretados y las negociaciones paritarias- pero fue la patronal la que ha perdido al menos seis cuentas, que implican unos 200 puestos de trabajo aproximadamente.

Decir que "tal cuenta cierra por los reclamos" es, en realidad, decir: "Si te pagan cuando se les da la gana, no reclames"; "Si te pagan en cuotas, no reclames"; "Si no te pagan los bonos o aumentos, no reclames"; "si te categorizan mal, no reclames"; "si te hacen ir en medio de una pandemia, no reclames".

Sabemos que si no reclamamos nos pasan por arriba.

Con reclamos conseguimos ir regularizando las fechas de cobro después de un semestre en que cobrábamos en cualquier momento. Seguimos esperando la respuesta del Ministerio de Trabajo por el levantamiento de las 70 suspensiones y los despidos a nuestros compañeros y apuntamos a mantener firme cada uno de nuestros derechos.

Abajo los despidos y suspensiones. Pago de las negociaciones paritarias. Entrega a la totalidad del personal del kit para poder trabajar en las casas. Plus salarial por tarea esencial.

Suscribite a Política Obrera