Royal Canin: "Los compañeros son los enteros protagonistas de esta huelga"

Escribe José Fernández

Tiempo de lectura: 5 minutos

Los trabajadores de Royal Canin, fábrica ubicada en Virrey del Pino, La Matanza, se encuentran desde el viernes 29 sosteniendo una huelga en defensa de sus condiciones de trabajo y contra suspensiones arbitrarias que impuso la patronal. Pretenden que los compañeros realicen tareas que violan el convenio molinero. Conversamos al respecto con Martín Gómez, delegado e integrante de la comisión interna.

¿Cómo se desencadenó el conflicto?

Viene dado desde que la empresa volvió a retomar en Argentina la producción del producto denominado hipoalergénico para gatos y perros, que es un producto muy caro que requiere la limpieza profunda de todos los transportes y lugares de almacenamiento de las materias primas y tiene que ser muy exhaustiva esta limpieza. En el 2016, la empresa lo realizaba con una empresa tercerizada que estaba en la fábrica haciendo el trabajo de sanidad. Esta limpieza se realizaba los fines de semana donde participaban compañeros en horas extras. Después Royal Canin desvinculó a la empresa contratada y pasó a planta permanente a todos los compañeros que fueron postulándose para dichos puestos de sector de sanidad. Nosotros en el 2016 sufrimos la flexibilización laboral, porque comenzamos a trabajar los fines de semana. Durante esos años Royal Cannin llevó la producción a Brasil y pasada la pandemia intentó volver a retomarlo acá, lo cual nosotros analizamos que es porque hoy en día Argentina la mano de obra les es más barata, más con la flexibilización terrible que hay acá y la devaluación y la desvalorización de nuestra moneda. Nosotros entonces entendíamos que no correspondía realizar esas tareas, ya que estamos sectorizados. La empresa viene desde hace rato apretando con el argumentando que por “razones productivas yo quiero que vos hagas todo” y por eso estuvo preparando compañeros en distintos puestos realizando un programa que se llama polivalencia, donde vos firmas un contrato, que en su momento era de $2.500 pesos dos veces al año que se cobraba y con este programa se renunciaba a los derechos de rehusarte a cumplir tal o cual tarea que te asignen. Como dije anteriormente, nosotros estamos sectorizados. Somos maquinistas, somos estrusores, que son los puestos que están hoy en día, sos molinero, abastecedor, sos trabajador de fosa, de logística, de mantenimiento, laboratorio o sanidad. Son los sectores que hay, cada uno abocado a su tarea con el nivel de profesionalismo que corresponde para cada sector, y nadie sabe todo, cada puesto es fundamental para el desarrollo de la producción y la seriedad y el profesionalismo que tenemos que tener cada uno en nuestro puesto es alto, porque es la exigencia de Royal Canin, para poder realizar productos de tan alta calidad. Hoy en dia la empresa por ahorrarse contratar más gente y los tiempos de capacitación intenta por medio de programas de polivalencia lleva adelante esta manipulación de llevar a los compañeros de un sector a otro en lugar de contratar más gente en el sector de sanidad que a nuestro entender lo necesitan, porque encima está migrando de una limpieza de húmedo a una limpieza en seco, donde se necesita más personal y lo que quiere es hacerlo con la misma cantidad de gente que hay en la planta.

¿El sindicato acompañó la medida resuelta por los trabajadores?

El sindicato estuvo informado del primer momento, es nuestro proceder normal, nunca dejamos de informar, pero esta lucha y la respuesta de los compañeros es toda de los compañeros de la planta. Si llegamos a lograr revertir esa suspensión es porque son los que ponen el cuerpo, son los que entendieron que hay que solidarizarse con todos y con cada uno, con esa frase que muchas veces se dice pero pocas veces se logra llevar a cabo. Bueno, acá los compañeros lo hacen a flor de piel, tocan a uno y tocan a todos. Para mi forma de ver hemos evolucionado un montón y es todo de los propios compañeros, de cómo se fueron capacitando, cómo fueron procesando año a año los distintos embates de la patronal. Creo que nos llevó a estar en este punto donde los compañeros son los enteros protagonistas. El sindicato acompañó obviamente en forma administrativa, hizo la denuncia, pero o sea por ahí hay compañeros de la planta o compañeros de la interna también que les pareciera que por ahí podríamos funcionar como un sindicato donde hay un problema lleve 50, 60, 100 trabajadores de la industria dando una mano, cortando portones y bueno, pero no es el accionar de nuestro sindicato, quizás a futuro podría cambiar, no sabemos, pero nosotros creemos que acá en la planta hay una conciencia mucho más desarrollada gracias a todos los distintos conflictos que hemos tenido durante todos estos años.

¿Qué hizo la empresa?

Bueno, esto afectó a la mitad de la fábrica en realidad, a los dos turnos que estaban el lunes y el martes 18 y 19 del mes de noviembre pasado, que bueno, casi todo un turno y la mitad de otro fueron sancionados, los compañeros que pertenecían a la otra mitad de fábrica que estaba de franco se enteraron y la verdad que automáticamente se pusieron a disposición y en solidaridad con los demás. Gracias a que la fábrica tiene una historia de lucha, de solidaridad entre compañeros y esto llevó a que desde el primer momento que se enteraron se hicieron eco y brindaron todo el apoyo a los veintitantos compañeros suspendidos con el paro permanente de la planta.

¿Cómo reaccionó la patronal ante la medida de fuerza?

Utilizó el método de los escribanos, no fue a denunciar al ministerio este accionar de los trabajadores, en realidad lo que hizo fue intimidar con un escribano y mediante cartas documento a los hogares de los trabajadores con acciones disciplinarias hacia los que se solidarizaban con los trabajadores suspendidos arbitrariamente, prohibiendo las sucesivas asambleas que se fueron desarrollando mediante amenazas a través de los grupos de whatsapp, llevando adelante una presión psicológica para con ellos, a lo cual nuestros enormes compañeros de trabajo contestaron con un contundente repudio a este accionar de la empresa que los tildaba de estar realizando acciones anticonstitucionales dicho por la boca del gerente de planta.

¿Cómo sigue esto?

Ahora lo que tenemos que lograr es que todo esto se revierta. El lunes vamos a estar en el Ministerio de Trabajo, el cuerpo de delegados. Uno se va a quedar, uno, dos. Nos quedaremos en la planta acompañando a los trabajadores suspendidos. Todos los trabajadores y todo aquel que pueda se debe acercar a los portones de la planta del Virrey Pino para apoyar a los compañeros que están suspendidos. Y esperar que esto tenga un buen desenlace. Quiero aclarar que el bloqueo de los portones de Royal Canin no impidió en ningún momento la salida de los vehículos particulares de gerente y demás compañeros conveniados que estaban dentro de la planta y tampoco el acceso peatonal a la planta. Solo la entrada de camiones productivos. Camiones de carga, de producto y salida. Solamente eso. Y fuera de eso, aparte la planta tiene como tres portones más que no fueron utilizados, no sabemos el porqué. Queríamos aclararlo. Por si hay alguna mal intención de la patronal de querer señalar como que a los compañeros estuvimos reteniendo en forma ilegal a alguna persona dentro de la planta. Jamás.

LEER MÁS:

Abajo las suspensiones, viva la huelga de los molineros de Royal Canin Por Política Obrera La Matanza, 1 de octubre de 2023.

Royal Canin: huelga en defensa de las condiciones laborales y contra suspensiones arbitrarias Por Martín Gómez, 29/09/2023.

Elecciones en Royal Canin: contundente triunfo antiburocrático Por Fabricio La Matanza, 28/06/2022.

Suscribite a Política Obrera