Facultad de Artes UNLP: autoconvocatoria estudiantil contra los ataques del decano

Escribe Lucía Coronel

Belinche y las agrupaciones que le responden pretenden arrasar derechos fundamentales.

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la Facultad de Artes de la UNLP se están desarrollando decisiones que atentan contra los estudiantes en sus condiciones de estudio y en las posibilidades mismas de poder cursar, rendir exámenes y recibirse, a través de distintos recortes. Asimismo, las autoridades universitarias atacan a los estudiantes que se movilizan y se pronuncian repudiando estas medidas.

Desde inicios de año, los estudiantes de la Facultad se encontraron con que ya no les permitirían cursar materias en modalidad condicional, lo que posibilitaba cursar sin tener la correspondiente correlativa aprobada. “El resultado es una cantidad no menor de estudiantes que este año no podrán cursar absolutamente nada retrasando un año más su egreso, y, en el caso de estudiantes que no son de La Plata, extendiendo un año más su estadía en la ciudad y el esfuerzo económico que eso implica”, indicaron desde @estudiantesautoconvocades.FDA (7/3). Los estudiantes acompañaron esta declaración con una denuncia a las agrupaciones cómplices de las autoridades de la facultad y con convocatorias a organizarse de manera independiente por la restitución de las cursadas condicionales. Ya era, sin embargo, un hecho consumado.

En paralelo, las autoridades también recortan mesas de exámenes, otra vía para restringir las posibilidades de rendir y avanzar en las carreras. “Esto constituye una inobservancia del Artículo 2° del Régimen de Regularidad, que establece turnos de exámenes generales en noviembre, diciembre, febrero, marzo, mayo, julio, agosto y septiembre” (@estudiantesautoconvocados.FDA, 9/3). El calendario académico estableció un recorte de las mesas de marzo, mayo y septiembre. Las autoridades apuestan por la deserción.

Recientemente, lo que volvió a movilizar a los estudiantes es una avanzada antidemocrática de reformas y recortes en los planes de estudios. Se plantea, desde la gestión, la “unificación” de cuatro cátedras de contenido histórico y social, recorte que las agrupaciones de la gestión levantan como un “logro estudiantil”. Los estudiantes se movilizaron al consejo directivo para impedir esta reforma, lo que les valió un ataque directo del rector Belinche acerca de ser “funcionales a la derecha”, “Mileistas” y “antidemocráticos”. Además, apuntó contra los estudiantes que grababan la sesión, poniéndose en contra del artículo 78 del estatuto de la UNLP y del sentido común de que las sesiones de los consejos directivos deben ser públicas. Los consejeros directivos estudiantiles de Martí (Miles - UxP, Utopía en Humanidades y Psicología), De Sol a Sol y Alba (La Cámpora), avalaron el recorte, acompañados por cronopios (La Mella-UxP) como minoría estudiantil.

Acciones de lucha

En las asambleas autoconvocadas, los estudiantes indican que sus reivindicaciones tienen que ver con las bandas horarias, y con la necesidad de contar con más comisiones y mayor planta docente, ya que en cursos de primer año las aulas no dan abasto durante los primeros meses de clases. Esto se traduce en una debacle en la calidad de la formación y en la deserción temprana.

Se han realizado ruidazos, sentadas y movilizaciones al Consejo Directivo en contra de estos ataques. Recientemente, los estudiantes de la facultad de Artes sumaron su participación activa en las asambleas autoconvocadas que se dan en el predio del ex BIM3 entre las facultades de Humanidades y Psicología.

Vamos a un cartelazo y corte en 122 y a una Asamblea Interfacultades en el predio del ex BIM3. Se ha resuelto, también, un festival en la Facultad de Artes para el 26 octubre próximo.

Desde Política Obrera planteamos nuestra solidaridad con los compañeros ante los ataques de Belinche y las agrupaciones oficialistas. Llamamos a reforzar las autoconvocatorias y acciones de lucha por las reivindicaciones más urgentes de los estudiantes, que muestran gran pulsión de movilización y organización, y una comprensión del ajuste a la educación. En un contexto de megadevaluación e hiperinflación, el movimiento estudiantil debe prepararse para luchar por el derecho de los trabajadores a estudiar, y obtener una formación de calidad por una universidad al servicio de los intereses de las mayorías. En defensa del presupuesto universitario: bandas horarias y comisiones para cursar, becas integrales, aumento del plantel docente y recuperación de sus salarios. Por una huelga educativa general.

LEER MÁS:

UNLP: las luchas en curso y los desafíos por delante Por Lucía Coronel y Sergio Gómez de Saravia, 04/10/2023.

Suscribite a Política Obrera