Docentes CABA: nuestro balance de las elecciones en UTE

Escribe Alejandro Barton

Tiempo de lectura: 3 minutos

El martes 10 se desarrollaron las elecciones en UTE, el principal sindicato docente de la Ciudad de Buenos Aires. Se impuso la Celeste-Violeta-Azul y Blanca con un 60% (3754 votos), seguida por la Púrpura-Verde-Granate con 30% (1954 votos). La Multicolor quedó tercera, con un 10% (571 votos). Según estos resultados, la secretaria general será Monona Gutiérrez y tanto la mayoría como la minoría de la Comisión Directiva estarán hegemonizadas por la lista ganadora.

Dos fracciones de la burocracia

La elección expuso una fractura de la burocracia Celeste, producto de la crisis en el Frente de Todos. La Celeste-Violeta-Azul y Blanca representa al oficialismo, alineado con la familia López-Graciano (sucesivos secretarios generales en los últimos períodos sindicales). Esta, además, agrupa a sectores del kirchnerismo, la UCR, la juventud de la CTA y el PCR. Por otro lado, la Púrpura-Verde-Granate se constituyó a instancias de la CTE (Corriente de Trabajadores de la Educación): una fracción de la anterior conducción celeste (en su lista figuran 9 miembros de la Comisión Directiva saliente). En el plano político, esta fracción está alineada con Victor Santa María (sindicato de porteros y PJ de CABA) y con el Movimiento Evita. Sumando a la Granate, corriente que hace unos años formaba parte de la Multicolor, constituyó la lista Púrpura-Verde-Granate.

Sin considerarse partícipe del vaciamiento sindical al que llevó la conducción de UTE, la CTE se arrogó ser una “renovación” en el sindicato. “Mientras los otros sindicatos de base de CTERA discuten en paritarias las condiciones de trabajo de los docentes y construyen frentes de unidad gremial, la UTE saca flyers en las redes sociales”, había apuntado Kito (entonces, Secretario de Organización de UTE) durante el plenario de formación de la CTE; claro que, en la misma denuncia, no hay ningún cuestionamiento a la conducción celeste y a las paritarias que ésta acuerda con el gobierno nacional.

Análisis y balance

Comparando con 2019, se produjo un aumento de la participación de un 10%. Por modesto que haya sido, merece un análisis. La Celeste oficial perdió 740 votos; es decir, 138 votos más los 602 que la Granate alcanzara en 2019. La Multicolor retrocedió un 5% (602 había obtenido en la elección de 2019 frente a 571 en la actual). Por último, si tenemos en cuenta que en esta oportunidad sumó a otras agrupaciones menores en volumen (Razón y Revolución, el NMAS, PTSU y Opinión Socialista), el retroceso es aún algo mayor. Es decir, que la fracción de la docencia que se sumó a esta elección no fue atraída por la Multicolor, sino por la fracción “disidente” de la burocracia.

No podría esperarse otra cosa, cuando los rasgos esenciales de su intervención en todo este período de cuatro años de una elección a la otra, fueron su repliegue en Ademys y la exigencia a CTERA de “un plan de lucha. La Multicolor no aprovechó en todo este período rico en autoconvocatorias provinciales, para recoger esas experiencias. La parálisis de UTE (que obedece al apoyo de CTERA al gobierno nacional) arrastró a la propia Multicolor. El remate de todo este proceso de disolución, fue la extensión de las peleas faccionales del FIT-U a la hora de definir las candidaturas en la Multicolor, que amenazó con no constituirse hasta último momento.

Tendencia Docente Clasista no llamó a votar a la Multicolor, porque hubiera significado un factor de confusión en relación a nuestra orientación de convocar a la docencia a autoconvocarse independientemente de la burocracia en nuestras escuelas y distritos para construir desde ahí la huelga general.

En esta etapa en la que a las fuerzas patronales les apremia resolver su impasse económica y política, la fractura de la burocracia celeste es un factor que debemos aprovecha para construir independientemente de la burocracia la huelga general. Ese será el empeño de Tendencia Docente Clasista.

LEER MÁS:

Docentes CABA: frente a la miseria salarial, organicemos asambleas por escuela y por distrito para construir la huelga general Por Alejandro Barton, 25/09/2023.

Elecciones en UTE, en medio de una crisis política Docentes. Por Darío Molinari, 17/08/2023.

Suscribite a Política Obrera