Trabajadores golondrina: Sáenz y las patronales negreras son los delincuentes

Escribe Gabriela Jorge

Tiempo de lectura: 2 minutos

Se confirmó el cuarto caso positivo de COVID-19 en Salta, corresponde a un trabajador golondrina proveniente de Río Negro. Se trata de un paciente asintomático, que estuvo alojado en una tapera, junto a un trabajador que actualmente está internado por coronavirus en dicha provincia.

Frente a esta confirmación, el Gobernador de la provincia dio una conferencia de prensa con el único objetivo de responsabilizar a estos trabajadores, a quienes trató de “delincuentes” por querer retornar a sus hogares. Un operativo para escapar a su responsabilidad y de las patronales negreras, que encubre, no garantizar la cuarentena a los miles de trabajadores salteños que todos los años emigran de otras provincias como La Rioja, Mendoza o Río Negro.

El circuito de explotación de los trabajadores golondrina cuenta con la venía de los gobiernos capitalistas, que garantizan enormes ganancias y beneficios a las patronales terratenientes, sobre la base de salarios por fuera de cualquier convenio, en las peores condiciones, entre el hacinamiento y el trabajo esclavo.

Sáenz pretende repetir el mismo acto criminal de hace unas semanas con trabajadores golondrina, que fueron abandonados en la terminal de Mendoza y que junto con sus familias pedían ser repratriados. Por eso, no dice una palabra de las patronales ni de su responsabilidad y la del gobierno de Río Negro en no garantizar o exigirles la cobertura y resguardo necesario para estos obreros y sus familias. La situación de abandono y desamparo completo a estas familias obreras muestra que Sáenz, en primera instancia, y el Gobierno Nacional, en segunda, son incapaces de garantizar una cuarentena que preserve la vida y la salud de los trabajadores.

Rechazamos y repudiamos cualquier intento de sanción o causa sobre los trabajadores por parte del gobierno de Sáenz frente al intento de enfrentarnos a trabajadores contra trabajadores. Denunciamos que: ¡los gobiernos capitalistas y las patronales negreras son los criminales!

Es el Estado el que debe establecer plenamente la atención y seguimiento sanitario de estos obreros. Así como también, el empadronamiento del conjunto de los trabajadores golondrinas salteños y sus familias para asegurar su inmediato retorno al hogar, con los testeos, garantía alimentaria y todas las condiciones necesarias para su cuarentena.

Sigamos el camino abierto por los trabajadores municipales de Colonia Santa Rosa, quienes han dispuesto hace un mes el control obrero en el municipio y el acceso al pueblo, para garantizar el cumplimiento de la cuarentena, la entrega y previsión de los elementos de seguridad e higiene necesarios. Pongamos en pie comités de obreros en todos los lugares de trabajo y de vecinos en los barrios para abrir un debate, establecer y hacer cumplir el conjunto de las medidas necesarias para garantizar la defensa de nuestros salarios, salud y nuestras vidas.

Suscribite a Política Obrera