Nuevo femicidio en Santa Cruz: el fracaso de la política kirchnerista

Escribe Guadalupe Martínez

Tiempo de lectura: 2 minutos

El viernes 17 de noviembre, a las 7:30 de la mañana, en Las Heras, provincia de Santa Cruz, un vecino de la ciudad se encontró con el cuerpo destrozado por más de 20 puñaladas de Gimena Extremador, de 28 años, madre de tres hijos, quien se había ausentado de su casa hace unos días. El principal sospechoso se encuentra detenido. Se trata de Nelson Saldivia, de 40 años de edad, expastor evangélico, quien tendría además otra causa de homicidio por el cual habría estado detenido.

En Argentina se produce un feminicidio por día. Producto de los crímenes, 158 niños se quedan sin madres. El Ministerio de la Mujer sirvió solo para captar al movimiento de mujeres en apoyo al kirchnerismo. En Santa Cruz, 600 millones es el presupuesto que va destinado para las instituciones encargadas de cuestiones de género, pero sin embargo son utilizadas para mantener un régimen punteril.

En el actual contexto de crisis económica, donde se vulneran cada vez más los derechos de las mujeres, los niños y el conjunto de la clase trabajadora, observamos cómo los dos candidatos que van al balotaje prometen mayores ajustes, agravando la situación. El 41 % de pobreza en el país esta conformado mayoritariamente por mujeres, que no acceden a cubrir sus necesidades básicas. Esta era la situación de Gimena.

En lo que fue del año en la provincia se dictaron varios cursos para los empleados públicos sobre la Ley Micaela; sin embargo, ante las acusaciones de violencia institucional, el gobierno hizo caso omiso, demostrando que la capacitación sólo resulta una propaganda gubernamental, ya que la violencia hacia las mujeres no depende de la capacitación de los funcionarios, sino que nace de un régimen fundado en la violencia y la explotación.

La justicia en Santa Cruz tiene las características que tiene en todo el país: ligados al gobierno, jueces y funcionarios gozan de impunidad, mientras siguen impunes los femicidios de Elva García, Liseth Barrera, Zulma Malvar, y continúa desaparecida Marcela López. Esta inacción no se aplica a los que luchan: usando la carátula de femicidio se intenta llevar al banquillo de los acusados a tres docentes que se manifestaban por el pago de los salarios. Urge la organización en forma independiente de las mujeres, impulsando asambleas y autoconvocatorias en nuestros lugares de trabajo, barrios, etc., hasta llegar a la huelga general, llevando nuestros reclamos.

Levantemos y organicemos un movimiento socialista de mujeres, para que con la clase obrera construyamos un mundo sin explotación y violencia.

¡Basta de femicidios! Justicia por Gimena y todas las víctimas. Atención integral inmediata a sus hijxs.

LEER MÁS:

Este 25 de noviembre, todas somos palestinas Día Internacional de Lucha contra toda forma de Violencia hacia la Mujer. Por Olga Cristóbal, 15/11/2023.

Suscribite a Política Obrera