Siete días de huelga en Alijor

Escribe Pablo Busch

Las amenazas de la patronal no intimidan a los trabajadores.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores de Alijor, empresa alimenticia del partido de Escobar, iniciaron una medida de fuerza por el atraso de la patronal en el pago de los salarios. La empresa, por su parte, amenazó con el cierre. Exige, como condición para liquidar los salarios, que los trabajadores levanten la huelga y reanuden la producción. Los trabajadores cumplieron una semana de huelga.

La patronal de Alijor -que produce panificados La Salteña- combina un nivel de negocios de gran industria, con un manejo de la relación obrero patronal como si fuera una empresa familiar. El dueño lleva adelante un manejo personal de las discusiones con los obreros, rayana en la ilegalidad. El atraso en los pagos, los descuentos arbitrarios, y otras medidas de esas características, fueron habituales desde siempre en la planta que está ubicada en el Parque OKS, en la localidad de Garín. Esta modalidad, incluyó varias veces el anuncio del cierre de la planta, como un mecanismo para quebrar reclamos obreros.

Esta vez, ante el atraso del pago de la quincena de mediados de noviembre, los trabajadores se negaron a producir. Esta vez, a la amenaza de cierre le salió el tiro por la culata: los trabajadores tomaron el anuncio de cierre como una maniobra infantil del dueño para desmantelar la huelga. Las lecciones de la fábula de Juanito y el Lobo también tienen sus reflejos en la lucha de clases.

La huelga de Alijor surgió completamente por iniciativa de los trabajadores. El sindicato, el STIA Buenos Aires de Rodolfo Daer, se ha limitado a encaminar el reclamo en el Ministerio de Trabajo. Los delegados, afines al sindicato, vienen manteniendo el conflicto aislado. Recién hoy martes, después de una semana de huelga, anunciaron “tener permiso del STIA” para salir a tocar el bombo en los portones.

Es clave para el triunfo de esta enorme lucha de los trabajadores -en este conflicto y en los próximos por venir- hacer lo contrario del aislamiento al que los lleva la política del STIA: convocar a los trabajadores de las otras fábricas del parque industrial de Garín, para golpear en común contra las patronales.

LEER MÁS:

Alijor Escobar: huelga por los salarios y amenaza de cierre patronal Por Pablo Busch, 22/11/2023.

Suscribite a Política Obrera