Sindicatos daneses y noruegos se suman a la huelga contra Tesla

Escribe Sebastián Chirino

Se amplia la solidaridad contra las políticas antiobreras de Elon Musk.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Mientras el magnate Elon Musk posteaba el martes en su red social X un video de Javier Milei citando a Milton Fridman y los lugares comunes de los beneficios de la “libertad”, el sindicato más representativo de Dinamarca anunciaba que se sumaba a la huelga que sostienen sindicatos suecos contra Tesla, por la negativa de la empresa a firmar un convenio colectivo con los 130 mecánicos afiliados a IF Metal, que trabajan en los servicios de posventa y reparación de los autos de la marca. Hoy, la Confederación de Sindicatos de Noruega, una de las más importante de ese país nórdico, anunció que daba su apoyo a la huelga. El reclamo por la sindicalización de 130 mecánicos suecos se ha transformado en una huelga general internacional contra Tesla.

Desde el sindicato danés informaron que “concretamente esto significa que los trabajadores portuarios y los camioneros -afiliados a 3F- no recibirán ni transportarán automóviles Tesla en Suecia". La medida, que entrará en vigor dentro de dos semanas, implicará que los estibadores y conductores afiliados al sindicato danés no recibirán ni transportarán los coches de Tesla que vayan a Suecia (Infobae 5/12).

Por su parte, desde la Central Noruega expresaron en un comunicado la solidaridad con los trabajadores suecos: "Nuestros compañeros de IF Metal tienen nuestro apoyo total en el conflicto con Tesla. Luchan contra una empresa enemiga de los sindicatos en nombre de todos los trabajadores. Tesla debe aceptar de forma inmediata las exigencias de IF Metal", declaró el secretario general del sindicato, Jørn Eggum. La central noruega dio como plazo a Tesla el 20 de diciembre. En caso de prolongarse el conflicto sueco, realizarán acciones concretas. "Esta es una clara señal a Tesla de que no podrá transportar Teslas suecos a través de Noruega. En ese caso se enfrentarán a acciones, tomaremos todas las medidas necesarias para que funcione", afirmó Eggum (lavanguardia.com, 6/12).

Hasta el momento la única respuesta por parte de Tesla, más allá de un twit de Musk, catalogando la medida de “locura”, fue una demanda al Estado sueco y al servicio postal del país, por la parálisis en la entrega de patentes de los nuevos vehículos. La respuesta del servicio postal sueco señala que sus trabajadores están a derecho y que Tesla tiene “todo el derecho a que su caso se demuestre ante los tribunales” (Blomberg).

El frente abierto con el conjunto de sindicatos nórdicos se transforma en el principal del magnate sudafricano porque deja expuesta, en uno de sus principales mercados, la estrategia de producción global mediante la cual se desarrolla Tesla; la superexplotación y la precarización sustentada en un rechazo absoluto a cualquier tipo de sindicalización de sus empleados, principalmente en sus plantas en Asia, aunque también en EE. UU.

En el marco de este conflicto, Tesla acaba de lanzar un nuevo modelo que intenta competir en el mercado norteamericano con las pick-up convencionales. Este modelo tuvo dos años de retraso y un precio exorbitante, USD 100 000. Las reseñas de los medios especializados no son buenas. Tesla viene de perder UDS 145.000 millones de su valor, por la volatilidad de los mercados a futuro de los vehículos eléctricos y por la suba de la tasa de interés, que ha disparado los costos de poseer un vehículo en general a nivel mundial. A esto se suma una percepción de los accionistas del sector que parecen estar despertando a la idea “de que las decenas de miles de millones de dólares invertidos en VE pueden ser destructivas de valor en lugar de aumentar el valor” (Infobae 2/11.)

Las medidas que adelantan el conjunto de sindicatos nórdicos seguramente repercutirán en otros países y no hay señales, por el momento, de que Tesla retroceda en su posición. La característica del holding global de Elon Musk no es la innovación tecnológica, sino su férrea política antiobrera.

Suscribite a Política Obrera