Santiago del Estero se moviliza este 20 de diciembre

Escribe Valeria Morales

Tiempo de lectura: 1 minuto

Frente al golpe de Estado económico impulsado por el gobierno entrante, el radical k Gerardo Zamora, gobernador de la provincia, ha decidido acoplarse a estas medidas imponiendo la paralización de las obras públicas, la no renovación de los contratos de trabajo que tengan menos de un año en la administración pública y los municipios. En paralelo, en la misma semana han sucedido despidos y suspensiones de trabajadores de la UTA, en la textil COTEMINA, y también de numerosos obreros de la construcción, especialmente en los municipios del interior de la provincia, dejando a centenares de familias sin trabajo.

El anuncio se extendió a los aumentos de las tarifas de la luz, del transporte público de pasajeros de un 110%, que sumado a la escalada de los precios de los alimentos está agravando todo el cuadro de pobreza e indigencia de la población trabajadora.

Si bien el gobernador Zamora no adhirió al protocolo represivo de Bullrich, lo viene aplicando en los hechos desde hace mucho tiempo, impidiendo los cortes, permitiendo las manifestaciones, pero estas no se pueden detener porque implica cortar la circulación.

Frente a este panorama, se está organizando la jornada del 20, convocada por Política Obrera, el MST, C.U.B.A MTR, FDU, MTR, PO y CISADEMS –el principal sindicato docente de la provincia.

En el debate se acordó marchar y luego hacer una radio abierta. En el debate de las posiciones políticas, el MST, el PO y otras organizaciones eran partidarias de que la marcha se detuviera en la sede de la CGT para pedirle una audiencia a una dirigencia que son simples empleados de Zamora y que es presidida por el actual diputado nacional José Gómez.

Contra estas posturas, Política Obrera realizó una caracterización del escenario político de conjunto, destacó las reivindicaciones que debían presidir la jornada, denunció a la burocracia sindical y todas las políticas represivas en curso. Planteamos realizar la jornada a la tarde para permitir que trabajadores se pudieran hacer presente, pero la mayoría, dándole un sesgo puramente piqueteril a la marcha, decidieron hacerla a la mañana.

Suscribite a Política Obrera