La perfidia libertaria: ollas vacías, ingresos licuados y aumento de la pobreza

Escribe Eva Gutiérrez

Tiempo de lectura: 3 minutos

El pasado jueves 12 de enero la Tendencia del Polo Obrero fue recibida por los nuevos funcionarios del Ministerio de Capital Humano. Llevamos nuestros reclamos. Cabe recordar que ya desde el Ministerio de Desarrollo Social, con Massa y Tolosa Paz, se venía llevando adelante una política de ajustes en la ayuda social. En los 12 meses de 2023 se recibieron solo 3 entregas de alimentos para la red de comedores y merenderos, siendo la última entrega en el mes de octubre. Desde que asumió el nuevo gobierno esto continuó y aún no se reciben alimentos. Sumado a que no se recibió la canasta navideña y no se pagó el aguinaldo de diciembre.

El presidente Milei y la ministra Pettovello anunciaron además que los ingresos del Potenciar Trabajo quedan congelados al presupuesto de 2023. En medio de una inflación de diciembre del 30 % y enero el 25,5 %, envió un mega DNU y un paquete de leyes al Congreso que representa un ataque de primer orden a la clase obrera: reformas laborales, jubilatorias, a la salud, educación y la vivienda; ataque a las libertades políticas e individuales, incluidos el derecho a huelga y a manifestarse.

La respuesta de los funcionarios

En la reunión de funcionarios del PRO y PJ parte del actual gobierno, se excusaron por la no entrega de alimentos navideños debido a que habrían encontrado los galpones y depósitos vacíos. Esto fue desmentido por otra funcionaria del gobierno libertario, quien sinceró que en los galpones encontraron alimentos navideños que les dio vergüenza repartir. Ya desde la gestión anterior la asistencia social se venía ajustando, no solo se espació la entrega de alimentos, sino que se retiraron los alimentos imprescindibles como el aceite, el arroz y el azúcar. Se pasó a recibir polenta, maíz pisingallo y garbanzo. El actual gobierno continúa la senda del ajuste, con el retiro de los alimentos y del aguinaldo de diciembre.

Para los planes sociales vemos que la suba de la inflación del 30 % y 25,5 % se comió nuestros ingresos congelados en $78.000. En la reunión presentamos la situación crítica y reclamamos la entrega urgente de alimentos; como respuesta nos adelantaron el anuncio de un monitoreo y auditoria de situación para cada organización. Los funcionarios evalúan compactar las áreas de Pnud (programa nacional de alimentos), Asistencia crítica y Comedores y merenderos en una sola. Por el lado del Potenciar Trabajo, el ministerio garantiza el pago, pero coloca tanto a titulares como entes ejecutores en un paréntesis hasta el mes de abril. Más dilación que llevaría recién en abril a tener definiciones de cómo se organizaría la atención económica y alimentaria.

No es necesario dejar pasar el tiempo para ver que no podemos esperar nada del gobierno. Que gana tiempo cuando ya presentó un paquete de leyes que liquida los derechos laborales, jubilatorios, ataca el medio ambiente, la ciencia, la cultura, los derechos y libertades democráticas. Impulsamos una lucha general contra esta verdadera perfidia libertaria de ollas vacías, ingresos licuados y aumento de la pobreza. Abajo el golpe de estado ‘libertario’.

Hay que tirar abajo el paquete de ley ómnibus y el DNU de Milei, con una lucha generalizada que dependerá de la clase obrera autoconvocada. Impulsemos asambleas, plenarios y coordinadoras. El 24 de enero vamos a la movilización con este planteo y perspectiva.

LEER MÁS:

Paro del 24: abajo el gobierno incautador, el DNU y la ley Ómnibus Por una huelga general por el ciento por ciento de aumento de salarios y jubilaciones. Por Marcelo Ramal, 14/01/2024.

Cómo paramos y derrotamos el DNU y la ley ómnibus Nota de tapa de Política Obrera N° 86 edición impresa, 10/01/2024.

El triunvirato vaticano no saca los pies del plato Por Leonardo Perna, 23/12/2023.

El protocolo Pettovello Por Eva Gutiérrez, 19/12/2023.

Suscribite a Política Obrera