Santa Fe: Pullaro aprovecha enero para seguir despidiendo trabajadores

Escribe Clara Martínez

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 15 de enero, el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, oficializó el despido de 200 trabajadores y trabajadoras que sostuvieron tareas en el sector público provincial durante por lo menos los últimos cuatro años. Son trabajadores y trabajadoras de los ministerios de educación, mujer y género, de la producción. Pullaro, al dejar sin efecto el acuerdo paritario firmado oportunamente por el gobernador saliente, Omar Perotti, y las direcciones sindicales de ATE y UPCN, terminó por perfeccionar la voluntad de su antecesor. En concreto, y dicho por uno de los anteriores funcionarios, el exministro de Trabajo, Sebastian Pusineri, los despidos actuales se realizaron porque el Estado nunca convocó a estos trabajadores a firmar las respectivas tomas de posesión. Por lo tanto, estamos ante una maniobra que el gobierno saliente ya tenía prevista y concertada con la actual gestión. Un “favor” político enorme.

Lo grotesco no se termina ahí. Es que, en noviembre del 2022, la legislatura provincial aprobó el proyecto de ley del presupuesto 2023 donde, en uno de los artículos, ratificaba la efectivización de la creación de puestos estatales. Lo que significa que recursos para estos nuevos empleados existían. El republicano Pullaro, que con un decreto deja sin efecto parte de la “ley de leyes” provincial, deja en claro que, cuando se trata de ajustar puestos de trabajo, no hay Constitución que valga.

Estas bravuconadas se enlazan con la ya dispuesta suspensión de actos administrativos en ejecución y contratos en la administración pública. Mediante el decreto 38/2023 ha constituido una comisión específica del Ministerio de Economía encargada de definir el futuro de cada uno.

UPCN, desde el inicio del conflicto, ha manifestado un total desinterés por la causa. En el caso de ATE, fueron convocadas diversas asambleas en los lugares de trabajo. Sin embargo, en 2023, las mismas culminaron sin garantía de que el gobierno cumpliera con todo el procedimiento. Durante lo que va del 2024, las asambleas convocadas por el sindicato tenían vedada la facultad de que se tomen resoluciones de lucha por la efectivización del pase a planta. Hoy, con los hechos ya consumados, la dirección de ATE se ha limitado a proponer acciones judiciales con los cesanteados

Por estas circunstancias es que se retomaron las autoconvocatorias con distintas acciones de lucha, en cada uno de los ministerios afectados. No sólo en la ciudad de Santa Fe, sino en Rosario y localidades aledañas se han dado manifestaciones en esta orientación. Es una experiencia reciente, ya que todos los gobiernos en las etapas de transición han despedido trabajadores sin ningún tipo de reparo.

Por lo tanto, se torna imprescindible incluir el pase a planta de todos los cesanteados en el cuadro político general actual. Debemos tomar como referencia el paro general del próximo 24 de enero para que este no se agote en sí mismo, si no que por lo contrario, impulse campañas por la huelga general.

Por todo esto es que decimos: basta de precarización laboral en el Estado. Pase a planta de los 200 compañeros cesanteados por el gobierno provincial.

LEER MÁS:

Santa Fe: impidamos los despidos de Pullaro Por Clara Martínez, 04/01/2024.

Suscribite a Política Obrera