Estudiantes secundarios autoconvocados movilizaron el 24

Escribe Julieta Perez

La CEB se quedó en casa.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El paro y la movilización convocados por las centrales sindicales despertó un debate en el movimiento secundario de la Capital.

El pasado 30 de diciembre la CEB (Coordinadora de Estudiantes de Base), luego de varios meses sin agruparse, reunió a los colegios para argumentar por qué no participaría de la movilización contra el DNU y ley ómnibus del gobierno de Milei. La dirección de la CEB -integrada por dirigentes de La Cámpora y El Semillero- decidió, sin una instancia de votación previa, no convocar como coordinadora a la marcha con excusas referidas a las vacaciones, temor de represión y falta de protocolo de seguridad. La ley ómnibus significa una destrucción completa de la educación pública y prohíbe literalmente el derecho a huelga de nuestros docentes y las tomas de los colegios con la calificación de “servicio esencial”. Al revés de lo que dice la CEB, no enfrentar ahora al gobierno le puede permitir a este asentarse en el golpe político y económico que pretende dar contra toda la clase obrera.

Sin embargo, el inmovilismo de la CEB no logró paralizar al activismo estudiantil. Dos semanas después de la reunión, entre la Che Guevara, la Niní Marshall, el Yrurtia y el Mariano Moreno, primero, a los que luego se sumaron el Avellaneda, el Nacional Buenos Aires, el Esnaola, el Liceo 9, entre otros, nos reunimos con la propuesta de marchar el 24, diferenciandonos de la postura neutra y desmovilizante de la coordinadora ´oficial´. A diferencia de la CEB, la cual solo permite que “estudiantes con cargos electos” participen, esta nueva coordinadora busca la participación de todo el activismo, como ocurrió siempre con las viejas coordinadoras de secundarios. La primera reunión decidió de manera unánime movilizar el 24 con nuestros reclamos. Acordamos que esta instancia debe ser el puntapié inicial de una organización real y combativa de los estudiantes que logren construir en conjunto con la clase trabajadora y la comunidad educativa, desde las bases un plan de acción y lucha a la altura de este gobierno. Con las consignas "la educación se defiende organizándonos: abajo el DNU y la ley ómnibus" nos movilizamos junto a las asambleas de CABA a la Plaza de los Dos Congresos.

Es el momento para organizar debates, asambleas de autoconvocados y poner en pie al movimiento secundario para derrotar a este gobierno con una huelga general.

LEER MÁS:

Secundarios CABA: impulsemos la movilización estudiantil para derrotar el DNU y la Ley “ómnibus” Ahora es cuando. Por Julieta Perez, 07/01/2024.

Educación y ley “ómnibus”, el primer paso hacia las escuelas “voucher” Por Gustavo Rolhaiser, China Rivas y Walter Sánchez, 04/01/2024.

Suscribite a Política Obrera