Pullaro, motosierra en mano y cuchillo entre los dientes contra la educación y la docencia

Escribe Germán Lavini

Desconoce el acuerdo paritario y declara la desindexación de los salarios.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El gobierno de Santa Fe se tomó tres semanas desde la primera reunión paritaria para convocar al segundo encuentro con los gremios docentes. En la primera ocasión, el gobernador Pullaro ya había declarado su intención de imponer la motosierra contra la educación y pasar a cuchillo los derechos laborales, agitando el yeite mileísta de “no hay plata” y colocando el garrote del presentismo como ariete de la discusión.

En este intervalo, entre una reunión y otra, Pullaro ha arremetido contra el régimen de licencias de los trabajadores provinciales, limitando la inscripción de los familiares a cargo mediante una circular. Ha dejado en claro además que se atendrá a la sintonía de la “esencialidad educativa” contra el derecho a huelga.

En la segunda reunión, el día 25/1, el gobierno comunicó que no cumplirá con el acuerdo paritario 2023, que establece una cláusula de actualización salarial cuando se conocieran los números del IPC (índice de precios del consumidor) de diciembre, por el que se debía abonar de manera automática la diferencia entre los aumentos percibidos por los empleados provinciales y la inflación. Esta diferencia ha sido de 84%, que representa un 36% respecto del salario percibido en diciembre, o sea entre $100.000 y $150.000 por cargo. Subido al tren mileísta, Pullaro confisca de manera escandalosa a los trabajadores provinciales violando el acta paritaria avalado por el Ministerio de Trabajo.

Para Pullaro es clave romper el acuerdo paritario, ya que, sobre esa base del salario megadevaluado de 2023 se va a negociar la escala salarial de 2024. Tras patear el tablero con el desconocimiento de la paritaria, el gobernador anunció además que los aumentos ya no serán en referencia a la inflación, a partir de ahora estarán atados a los números de la provincia. Su objetivo es hacer caja hundiendo más todavía los salarios ruinosos de la provincia. El artilugio del “no hay plata” no tiene ningún sustento en una Provincia que subsidia con cuantiosas eximiciones impositivas y de ingresos brutos a los grandes capitales agroexportadores. El próximo lunes 29/1 se convocará la paritaria central para realizar una oferta salarial, “la que podamos pagar”, declaró el gobernador.

La conducción gremial y “oposición” en la retaguardia

Las conducciones gremiales no han preparado a la docencia para la etapa; por el contrario, jugaron a fondo un papel de desorganización y desmovilización de los trabajadores, no han convocado a plenarios ni asambleas para discutir esta situación, como se reflejó en la escuálida columna docente de Amsafe, en la capital provincial durante el paro del 24 de enero pasado. Los gremios no han exigido tampoco ninguna recomposición de emergencia frente a la megadevaluación, que derrumbó a la mitad el poder adquisitivo de los salarios, ha dejado correr todos los embates que venimos padeciendo los trabajadores, sin convocar a las bases ni a los delegados para debatir y fijar los reclamos.

En la misma sintonía que la CTERA no ha brindado ninguna respuesta a la afrenta de las medidas antieducativas y antiobreras del gobierno nacional, relega a la docencia de cada provincia a encarar su propia lucha por separado, de manera atomizada, cuando aún se desconoce el destino de la paritaria nacional, del FONID y de los programas que se sustentan con fondos nacionales.

En conferencia de prensa, el secretario general de la Amsafe provincial, junto a los 19 delegados seccionales, expresaron que se llevarán adelante acciones judiciales y medidas en los departamentos apelando a que “el gobierno de Pullaro reflexione” y cumpla con el acuerdo paritario. Las dirigencias gremiales van a la saga, actúan con los hechos consumados frente a la embestida patronal.

La oposición nucleada en torno a Amsafe Rosario, tampoco ha sacado los pies del plato y reclama que la directiva provincial celeste convoque a asamblea provincial y “plan de lucha” sin resultados a la vista, las seccionales opositoras se han recostado en la meseta inconducente del reclamo a la burocracia. La renuncia terminante de la oposición a impulsar una lucha provincial en pos de “la mayor unidad” con la burocracia es un camino de apaciguamiento y sin salida.

Abrir el camino a la huelga con autoconvocatorias y coordinadoras

Como manifestaron en el documento leído en el acto durante el paro de las CGT y CTAs, el 24E pasado, la burocracia ha colgado los botines luego de esta medida preventiva, decretando la clausura de la lucha, se prepara para la entrega de los trabajadores. En oposición a este camino de desmoralización y derrota de las burocracias, opongamos la autoconvocatoria de asambleas, plenarios y coordinadoras de los lugares de trabajo.

¡Por el cumplimiento ya del acuerdo paritario! Inmediato pago de la cláusula adeudada y el proporcional de aguinaldo.

Por aumento de emergencia de salarios de 150%, e indexación quincenal por inflación.

Para sepultar definitivamente al DNU, la Ley Omnibus, el protocolo represivo, para defender el derecho a la lucha y las libertades democráticas y poner en retirada al gobierno golpista, preparemos la Huelga general.

LEER MÁS:

Santa Fe: Pullaro aprovecha enero para seguir despidiendo trabajadores Por Clara Martínez, 20/01/2024.

Paritaria docente en Santa Fe: los gremios van al pie del gobierno Por Germán Lavini, 11/01/2024.

Maximiliano Pullaro inaugura mandato con un desafío a la docencia Por Agustín Fernández, 10/12/2023.

Suscribite a Política Obrera