Las patronales del neumático quieren imponer la reforma laboral a como sea

Escribe Julio Gudiño

Acerca de los despidos en Bridgestone y Pirelli

Tiempo de lectura: 2 minutos

Luego de los dos paros de ocho horas en Bridgestone, los días 2 y 6 de febrero, contra los despidos masivos, la patronal de la fábrica Pirelli, en Merlo, despidió a un trabajador, Agustín Godoy, el 2 de febrero con el falso argumento de que había faltado el respeto a un supervisor. El SUTNA respondió con un paro de 24 horas. El despido de la patronal italiana se enmarca en un intento intenso y prolongado para imponer mayores ritmos de producción.

Al despido del compañero la patronal de Pirelli lo pretende encuadrar en un asunto de conducta, cuando la causa real es que no “llegaba con los objetivos de producción”. Godoy, que es armador del sector de semielaborado, venía siendo hostigado por la supervisión para que aumente el número de cascos. Esta política de presiones y hostigamiento ha sido la responsable de la muerte del compañero Marcelo Ulariaga (Pirelli) en 2021; de otros compañeros y de las múltiples amputaciones que sufren con regularidad estremecedora los obreros de las tres fábricas del Neumático. Por otro lado, hace varios días que la empresa cita trabajadores a la oficina de personal para arreglar bajo presión “retiros voluntarios”.

Durante todo 2023, en Bridgestone, la empresa aplicó una política de despidos sistemáticos en respuesta a la lucha llevada adelante por el sindicato por el mejoramiento de las condiciones de seguridad e higiene en la planta. El Ministerio de Trabajo provincial, constato in situ la veracidad de las denuncias del SUTNA e intimó a la patronal a desarrollar un plan de inversiones para solucionar esta situación. Bridgestone nunca cumplió este plan; en cambio su respuesta fue profundizar la política de despidos. Desde el 2023 a la fecha, los despidos suman más de 100 y son “justificados” con el argumento de que la empresa se encuentra en crisis, a pesar de que los últimos balances de la misma en la Comisión Nacional de Valores arrojan abultadas ganancias.

Ayer como hoy, la patronal intenta golpear con despidos a la organización sindical dentro de la fábrica para imponer mayores ritmos de producción y aumentar la productividad del trabajo. Esta ofensiva se hace a cuenta de la reforma y la flexibilización laboral por medio del DNU y la Ley Ómnibus, la cual redundará en un descarte cada vez más temprano de los obreros. Los mismos trabajadores denuncian que en 15 años ya sus cuerpos muestran síntomas agudos de desgaste. El SUTNA realizó un relevamiento que demuestra la existencia de un alto porcentaje de compañeros con trastorno de ansiedad, insomnio, depresión, lumbalgias y tendinitis.

En síntesis, en la lucha contra los despidos y por las condiciones de trabajo, el desafío es el reforzamiento de la organización y de la unidad de los compañeros de las tres fábricas para construir una huelga general que derrote la política de flexibilización laboral que quieren imponer las patronales y el gobierno a costa de la vida de los trabajadores y del desarrollo material y cultural de la familia obrera.

No a los despidos Reincorporación de todos los trabajadores Reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios Abajo la reforma laboral de Milei-Caputo y la Cámara del Neumático

LEER MÁS:

Los obreros de Bridgestone paran contra los despidos Por Julio Gudiño, 04/02/2024.

Suscribite a Política Obrera