El movimiento estudiantil santafesino debe ponerse a la cabeza

Escribe Juventud de Política Obrera Santa Fe

Las direcciones de los centros de estudiantes descansan sobre el movimiento que lograron contener.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Es llamativa la ausencia de algunas agrupaciones estudiantiles en las actividades que se han realizado en las últimas semanas contra el DNU y la Ley Ómnibus y en repudio a la represión. Pero, a la vez, no es llamativa en lo absoluto: es claro que el movimiento estudiantil ha sido desmoralizado y aplanado desde sus dirigencias en los centros de estudiantes presididos por agrupaciones como Franja Morada, MNR-Allende y las diferentes variantes de frentes estudiantiles peronistas donde convergen grupos como Alde-CEPA y Movimiento Evita entre otros, (Octogono, Marea Estudiantil, FETS y La Walsh). Asimismo en las federaciones universitarias como la FUL a nivel local y la FUA nivel nacional.

Aún siendo estas convocatorias de carácter público, han decidido no asistir ni convocar al estudiantado, sino que se decidieron por la publicación de imágenes, comunicados y videos en las redes sociales.. Es en este punto donde está el problema, lanzar un comunicado no es una acción de lucha, es la demostración de que no van a salir a las calles hasta que sus dirigentes lo digan, como hicieron el 24 de enero.

Aprovechando las vacaciones, los Centros no llamaron a asambleas en los diferentes lugares de estudio para discutir la situación de ataque directo a la educación pública. Lo más cercano a una convocatoria de estas características son las comisiones de estudiantes dentro de las multisectoriales que se han armado en defensa de la educación, la ciencia y la patria, coordinadas por estos mismos frentes estudiantiles que mencionábamos. En estas asambleas, al igual que en su versión ampliada donde discuten también docentes y científicos, predomina la desmoralización y no tanto la conformación de un plan de lucha para enfrentar al gobierno.

Como ya comentamos en otras declaraciones de la Juventud de Política Obrera, el DNU y la Ley Ómnibus son un ataque a la autonomía de las universidades y sus condiciones de existencia. Permiten el desfinanciamiento y avanzan hacia la privatización. Pero no es solo el gobierno nacional el que ataca nuestras condiciones de vida, el gobierno provincial es su cómplice. Lo pudimos observar en el accionar de la policía rosarina llevando detenidas personas que estaban realizando pintadas en repudio a las medidas y la represión. También con el desconocimiento de la paritaria 2023, a docentes y trabajadores estatales, dónde el gobierno saliente había pautado para el mes de enero una cláusula dónde se pagaría la inflación de noviembre y diciembre en nombre del equilibrio fiscal. Esto muestra la alineación del gobierno de Maximiliano Pullaro con Milei y Bullrich. Tampoco debemos dejar afuera al municipio, que pone a los estudiantes y a todos los trabajadores en general, en un gran aprieto aumentando el boleto de colectivo a $380 siendo esta la mejor oferta que pudieron traer de las negociaciones en Capital Federal.

El movimiento estudiantil santafesino que supo lograr grandes conquistas, debe reorganizarse para poder luchar contra las medidas que afectaran de lleno a nuestras casas de estudio y a nuestras condiciones de vida. En este sentido, desde la Juventud de Política Obrera planteamos la conformación de asambleas autoconvocadas para poder discutir y definir un plan de lucha en defensa de la educación pública, y la lucha general contra el plan de guerra de Milei contra los trabajadores y trabajadoras.

LEER MÁS:

Asamblea UNR: la Franja Morada, el peronismo, Patria Grande y el Alde transan el boicot a la lucha El FITU les reclama que se coloquen “a la cabeza de la lucha”. Por Ciro Poreba y Juan Cruz Mondino, 06/02/2024.

Pullaro pretende estrujar los salarios estatales Por Clara Martínez, 01/02/2024.

Pullaro, motosierra en mano y cuchillo entre los dientes contra la educación y la docencia Desconoce el acuerdo paritario y declara la desindexación de los salarios. Por Germán Lavini, 27/01/2024.

Suscribite a Política Obrera