Operativo ´unitario´ para el 24 de marzo

Escribe Jacyn

La diputada Bregman llama a ´converger´ con los K.

Tiempo de lectura: 5 minutos

La agencia Télam ha difundido un cable, ampliamente reproducido en numerosos portales, dando por hecho que, “tras años de divisiones”, el 24 de marzo “los organismos de derechos humanos confluirán en una sola marcha”. Se refiere a “trabajos conjuntos” entre las organizaciones de filiación kirchnerista y las del Encuentro Memoria Verdad y Justicia para organizar un acto ´unitario´ el próximo 24.

“Es necesaria la unión frente a la política económica actual que es una copia calcada de la implementada por la dictadura militar”, dice Charly Pisoni, integrante de H.I.J.O.S Capital, una de las fuentes citadas por Télam. “Entendemos que tenemos que dejar de lado las contradicciones secundarias (sic), porque hay un enemigo en común en el Gobierno”, agrega. Es claro que las contradicciones entre la izquierda clasistaa y el kirchnerismo -representación de la clase patronal- no tienen nada de secundarias.

"Vamos a ser una sola marcha, siempre hacíamos dos, pero esta vez de común acuerdo, haremos una sola. Ya nos estamos reuniendo, pero lo principal es que será una única sola marcha", le atribuye Télam a Taty Almeida, de Madres Línea Fundadora. Desde Abuelas de Plaza de Mayo, por su parte, Manuel Gonçalves Granada, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi), asegura que "está resuelta la intención de hacer una sola marcha pero lo estamos terminando de llevar a la práctica en términos organizativos por el volumen de organización y convocatoria". Para este dirigente, el 24 de marzo, además, el protocolo de Patricia Bullrich quedará suspendido de hecho, sería "impracticable" por la masividad de la marcha. Los organismos K instalaron que la consigna de la marcha será “un pueblo unido”.

Télam asegura que desde el Encuentro Memoria Verdad y Justicia “confirmaron” la versión. Cita a la diputada Myriam Bregman, del FIT U, “quien contó a Télam que ´recién están empezando las reuniones´ para coordinar la única marcha y destacó que ´sería muy bueno converger en una plaza multitudinaria, que además supere el protocolo represivo de Bullrich´". En las reuniones del EMVyJ, el PTS se pronunció por una convocatoria ´unitaria´ con los K, a condición de que se leyeran dos documentos, una propuesta inviable que pretende disimular la disolución de un pretendido izquerdismo socialista en una de las patas, la populista, del régimen político actual.

Para completar este arrebato, Télam ofrece una mirada ´histórica´ sobre las convocatorias del 24 de marzo escindidas que vienen realizándose desde 2006, cuando el sector de Madres y Abuelas se sumaron sin cortapisas al gobierno kirchnerista: la agencia oficial asegura que, desde entonces, “si bien la consigna fue la misma cada 24 de marzo, se hicieron hasta dos o tres actos por separado, aunque ya en el 2018, comenzó un acercamiento entre las distintas vertientes. Si bien las convocatorias seguían siendo por separado, las agrupaciones y partidos políticos comenzaron a compartir escenario en aquel momento, en contra del gobierno de Mauricio Macri y de su política de derechos humanos”. Eso de que las consignas eran las mismas es una malversación de los hechos, porque hasta el año pasado el EMVyJ marchó contra la política de ajuste y del FMI de los Fernández y Massa.

En rigor, el tema fue planteado en la última reunión del EMVyJ. Con diferentes matices, la convocatoria ´unificada´ contó con el apoyo de las organizaciones que lo componen, con excepción de Política Obrera, que nos opusimos sin medias tintas. Por ese motivo, los kirchneristas han salido a instalar el ´acto unitario´ como un hecho consumado, con apoyo público de un ala del FIT U.

Esta operación de prensa, articulada desde Télam, por supuesto es funcional al gobierno de Milei. Desde hace tiempo que las usinas ´libertarianas´ pretenden instalar que el kirchnerismo y la izquierda ´son lo mismo´.

Los kirchneristas llaman “contradicciones secundarias” a la denuncia implacable que el EMVyJ realizó contra los gobiernos K durante las últimas dos décadas. Estos batieron récords en materia de asesinatos en protestas sociales. La ´seguridad democrática´ se apuntaló con las patotas de la burocracia sindical (Mariano Ferreyra, Hospital Francés), mientras desde el Estado se desarrollaba una vasta red de espionaje e infiltración sobre las organizaciones populares (Proyecto X, Milani). Fueron “pagadores seriales” de la deuda externa a expensas de una enorme precarización de la clase obrera y del hambre de los jubilados. ¿”Un pueblo unido” con los gobernadores e intendentes que sumaron su apoyo “en general” a la fracasada ley ómnibus y que trasladan el ´ajuste´ de Milei a los docentes y trabajadores de sus provincias y municipios? Los planteos de “unidad nacional” del kirchnerismo y el pejota apuntan a salvar al gobierno de Milei de su debacle. Es lo que proponen los gobernadores, lo que reclamó la CGT en su paro parcial del 24 de enero y lo que postula CFK en su última misiva. Pichetto, el ´opositor amigable´, lo confirma de este modo: “Las conclusiones del documento de Cristina son un puente a la modernidad y hacia el propio gobierno”. Este bloque político no pretende acabar con la dictadura civil de Milei sino apuntalarla al menos hasta el próximo turno electoral. Los promotores de la unidad han entrado de lleno en esta maniobra orquestada desde los aparatos oficiales de prensa y los del kirchnerismo.

Repetimos: un frente con un enemigo momentáneo de nuestro enemigo presente sólo se justifica si tiene un carácter práctico –por ejemplo, asegurar la realización de la Marcha contra el Protocolo de Bullrich mediante piquetes-. Un pacto político es, en cambio, contrarrevolucionario porque apunta a revitalizar una alternativa patronal ante el fracaso y derrumbe del mileísmo, el cual no será ‘pacifico’ sino revolucionario. Los animadores de una marcha unitaria en el FIT U tienen bien presente, sin embargo, que el frente popular es un recurso que hace su entrada en las grandes crisis políticas y sociales del capitalismo, como un “recurso contra la revolución proletaria”. Mientras un sector de los K ata cabos con lo que llama la izquierda, otro sector, más importante, incluidos Kicillof y CFK, ata otros mayores con la llamada “oposición dialoguista”.

LEER MÁS:

Encuentro Memoria Verdad y Justicia: el gobierno de Milei no justifica un frente con el kirchnerismo Debate por el acto del 24 de Marzo. Por Jacyn, 16/02/2024.

Cristina Kirchner le ofrece a Milei una coalición política alternativa Por Marcelo Ramal, 14/02/2024.

El abrazo "maligno" de Bergoglio y el abrazo del oso de Macri Por Marcelo Ramal, 11/02/2024.

La burocracia de la CGT sacrificó el paro nacional por un acto sin sindicatos industriales y un discurso vacío de contenido Por Jacyn, 24/01/2024.

Suscribite a Política Obrera