La UOM de Villa Constitución anuncia un paro por tiempo indeterminado a partir del 11 de abril

Escribe Christian Miguez

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras los paros escalonados de 24, 48 y 72 horas, el secretario nacional de la UOM, Abel Furlán, resolvió convocar a 3 marchas, una por semana, en las plantas siderúrgicas. La primera se realizó el martes pasado en Siderca en la ciudad de Campana; el próximo jueves será el turno de Siderar en San Nicolás, ambas plantas pertenecientes al empresario Paolo Roca; y por último, el 11 de abril, en Acindar Villa Constitución.

Las marchas han puesto en conocimiento de la opinión pública la grave situación que venimos transitando los siderúrgicos con patronales que no quieren recomponer el salario sobre los indices de inflación arrojados por el INDEC y salarios de convenio que lejos están de cubrir el costo de la canasta familiar. En particular, el plan de lucha se va a profundizar en Villa Constitución, dado que la empresa Acindar, a diferencia del resto de las empresas, no realizó un anticipo paritario por febrero y, para realizarlo en marzo exige avanzar con la reducción de planteles en varios sectores, un plan de suspensiones a la baja y el consumo compulsivo de días compensatorios. Sumadas a estas amenazas, en el pago del mes de marzo no sólo estuvieron los descuentos de los 6 días de paro (que alcanzaron a compañeros con baja médica o vacaciones), también descontaron días en acería por un reclamo por falta de condiciones de seguridad y rebaja salarial por reducción de turnos que la empresa hizo arbitrariamente.

Si bien Acindar paralizó su producción, el despacho, uno de los laminadores (TL2), trefilado de barras y la nueva línea de galvanizado, continuaron operando. A partir del 8 de abril retoman las actividades en Acería, reducción directa (TL3) y parque de Chatarra y el 15 de abril el resto de los sectores. El ataque que pretende llevar adelante la empresa está en línea con el que viene llevando adelante el gobierno nacional, asfixiando a los trabajadores que siguen percibiendo salarios de noviembre y buscan quebrar su resistencia.

A semejante magnitud de ataque, la respuesta del paro por tiempo indeterminado es correcta, con la advertencia de que ella plantea, ante la caída de la utilización de la capacidad instalada de la fábrica, medidas adecuadas para derrotar un lock out patronal. Por eso, la huelga indefinida debe debatirse en una asamblea general junto con la convocatoria a otros gremios y la comunidad de Villa Constitución para que apoyen y acompañen la lucha dado que la ciudad ya está siendo perjudicada por las definiciones que está tomando Acindar.

LEER MÁS:

El desafío que enfrentan los compañeros metalúrgicos Por Pablo Busch, 29/03/2024.

Suscribite a Política Obrera