Bahía Blanca: las asambleas en el terciario Avanza

Escribe Tomas Ruiz

Tiempo de lectura: 2 minutos

Durante la última semana se han llevado a cabo, en forma virtual, diversas asambleas de delegados estudiantiles de los diferentes años y carreras convocadas por el Centro de Estudiantes del Instituto terciario Avanza. Varias decenas de estudiantes hemos participado, preocupados por la necesidad de avanzar en un protocolo frente a la pandemia y la virtualización forzosa que ésta impuso.

Se tocaron puntos importantes tales como la modalidad de cursada, plataformas virtuales, los modos de enviar y recibir bibliografía, el reclamo de las convocatorias a mesas de examen y las dificultades en relación a los parciales y las prácticas.

En este debate se vio reflejado que el Estado no está garantizando las condiciones adecuadas para una continuidad pedagógica virtual. Las dificultades en la conectividad y accesibilidad a internet y dispositivos como PC, netbooks y tablets es algo sobre lo que el Ministerio de Educación y el gobierno nacional solo han hecho demagogia. Amagaron con liberar datos y entregar netbooks, pero nada de eso ha sucedido.

También han quedado de manifiesto las dificultades que sufren aquellos estudiantes que trabajan, otros que se encuentran sin ingresos, o quienes están con licencias por el cuidado de menores; quienes no tienen conectividad o PC en sus casas, o, si tienen, son compartidas por toda la familia. En este contexto, la sobrecarga de actividades ha sido una preocupación señalada en las asambleas.

Muchas de estas dificultades lo son también de todos los trabajadores de la educación, quienes ven sus horarios y rutinas trastornadas por la necesidad de cuidar de sus hijos y ayudarlos con las tareas virtuales mientras deben atender cursos de al menos 30 estudiantes, lo cual insume muchísimo tiempo. Muchos docentes han quedado sin horas debido a la ausencia de actos públicos. Otros tantos cobran sus salarios de forma irregular y con grandes descuentos, sin motivo alguno. Todas las actividades virtuales tienen que ser sostenidas por recursos propios de los docentes. Otra vez el Estado obliga a sobreesfuerzos de los docentes para continuar la actividad pedagógica.

Que el Estado no ha garantizado la continuidad pedagógica, lo demuestran las propias declaraciones del Ministro de Educación Trotta, quien aseguró que “no había que calificar por el momento”, mientras toda la comunidad educativa se pregunta cómo se acreditarán los trimestres, cuatrimestres y el año.

Finalmente, el gobierno que no invierte en lo necesario para que podamos estudiar, está derrochando millonarios recursos en rescatar empresas y bancos y seguir pagando la deuda.

Este cuadro plantea la necesidad de reforzar los lazos de unidad estudiantil-docente para determinar conjuntamente un protocolo y orientar nuestros reclamos en común al gobierno y las autoridades. Sin embargo, la conducción del Centro (en manos de una lista independiente) ha colocado todo el pliego como una “exigencia” exclusivamente dirigida a los docentes.

Desde la UJS-PO (Tendencia) impulsamos el siguiente pliego:

-Exigimos al Estado la garantía de becas de ayuda económica a todos los estudiantes que las necesiten, así como el IFE (ingreso familiar de emergencia) para todos los estudiantes que lo hayan solicitado. Es necesario el aumento del monto de las becas progresar por lo menos a diez mil pesos.

-Necesitamos netbooks, tablets y dispositivos con adecuada conectividad y datos. También los necesitan los docentes. Con estas herramientas podremos avanzar en una mejor modalidad de clases y en la concreción del 6to llamado a finales. Que el Estado garantice una plataforma virtual única

-Reclamamos una capacitación integral, tanto estudiantes como docentes para organizar nuestra rutina en las plataformas virtuales disponibles.

-Nos solidarizamos con los docentes, muchos de ellos recargados en horas de trabajo y sin cobrar debidamente su salario.

-Por una asamblea de estudiantes y docentes que unifique el pliego de reivindicaciones que exigimos al Estado.

Suscribite a Política Obrera