Universidad Nacional de Tucumán: asamblea general docente vota un plan de lucha

Escribe Diego Toscano

Tiempo de lectura: 2 minutos

El viernes 15, una asamblea general vía Zoom, de la que participaron más de 100 docentes, deliberó sobre las condiciones laborales universitarias en el cuadro de la cuarentena.

La asamblea estuvo precedida de una intensa lucha de varias semanas de parte del sindicato docente, ADIUNT, por arrancar una reunión paritaria que las autoridades se negaban a convocar: asambleas por escuelas y facultades, una protesta en las puertas de la obra social, una intervención del gremio en la reunión de Consejo Superior denunciando la situación y una denuncia en el Ministerio de Trabajo, entre otras acciones.

El jueves 14, finalmente, tuvo lugar la reunión paritaria, a la que el gremio llevó el pliego de reclamos que había sido discutido en una reunión conjunta de la Comisión Directiva y el Cuerpo de Delegados.

Los avances parciales que se obtuvieron en esa reunión (dispensas laborales, intangibilidad de los recesos) dejan todavía muchos reclamos en el tintero, en particular la grave crisis de la Obra Social, la regularización de los docentes interinos y el pago de cientos de deudas salariales que la UNT mantiene con docentes, en el cuadro de una acentuada inflación.

Todos estos temas fueron abordados en la Asamblea, junto a los vinculados a las condiciones laborales en el cuadro de la cuarentena. Se rechazó el plan del gobierno de créditos “blandos” para que los docentes se endeuden para comprar computadoras y se exigió un plan nacional de equipamiento a cargo del estado, que a su vez debe compensar por medio de un bono extraordinario los gastos ya realizados por la docencia.

La asamblea también rechazó una resolución sobre evaluaciones que emitió inconsultamente el rectorado y que, de aplicarse, potenciará la deserción estudiantil y agravará las condiciones laborales en las que la docencia está actuando.

Se dejó establecido también que no se aceptará ningún regreso a la presencialidad ni siquiera parcial -como algunas camarillas están fogoneando- sin una resolución ministerial, sin que la evidencia científica y epidemiológica lo avale y sin que se hayan discutido y aprobado en asambleas y en la Comisión de Higiene y Seguridad los protocolos que garanticen la salud de trabajadores y estudiantes.

El tema salarial también estuvo en el debate: la quita de la cláusula gatillo, el impacto del impuesto a las ganancias, la creciente inflación que padecemos los trabajadores plantea de un modo urgente la lucha por la indexación mensual de los salarios.

Suscribite a Política Obrera