Bahía Blanca: crisis de contagios en Parques Eólicos

Escribe Emiliano Fabbris

Tiempo de lectura: 3 minutos

Una disparada de contagios de coronavirus ha tenido lugar en el Parque Eólico "Vientos del Secano" que funciona en la localidad de Mayor Buratovich, en el partido de Villarino, al sur de la provincia de Buenos Aires. Hasta el momento, hay 13 casos positivos y otros 56 en estudio. Los casos se detectaron en Bahía Blanca, donde muchos de los trabajadores se encontraban alojados. Otros cuatro casos se han detectado en Buratovich.

Las empresas contratistas que operan en este Parque -cuya construcción está prevista terminar este año- son Transener, Tell3 y Flex Wind, vinculadas a los grupos Pérez Compac y Pampa Energía. Ya se ha conocido que no otorgaron la cuarentena a sus trabajadores -algunos de ellos llegaron a fines de abril- ni tampoco han cumplido con los protocolos de distanciamiento social. En el Parque entraron en contacto estrecho trabajadores provenientes de Córdoba, de Puerto Madryn, del AMBA y de Buratovich. Todos ellos debieron buscar alojamiento propio, ya que las empresas no se hacen cargo. Al cerrar los Hoteles en Villarino, muchos se alojaron en Bahía Blanca, como dijimos antes, que se encuentra a 100 kilómetros de la obra.

El gobierno nacional otorgó tempranamente la incorporación de la “Obra privada en infraestructura energética” al listado de actividades exentas de cumplir con la cuarentena, luego de reclamos por parte de la Cámara Argentina de Energías Renovables. Sin embargo, los parques eólicos que están en obra en medio de una actividad productiva paralizada que supone una demanda menor de energía. Por otra parte, esta misma cámara patronal denuncia que “la inauguración de los parques eólicos y solares en los últimos cuatro años no fue acompañada de una inversión en nuevas redes eléctricas”. Es decir, que se levantan los molinos, pero no hay redes acordes para su distribución.

Responsabilidades políticas

Frente a la disparada de contagios, los intendentes de Bahía Blanca y Villarino, Héctor Gay y Carlos Bevilacqua, han presentado una denuncia en la justicia contra estas empresas y contra un Apart Hotel donde se alojaban los trabajadores, que tampoco habría cumplido los protocolos de distanciamiento.

Sin embargo, se trata de un operativo de encubrimiento político de las responsabilidades del Estado. El no cumplimiento de las medidas de distanciamiento social se detecta al mismo tiempo que los contagios del COVID, cuando los gobiernos deberían haber asegurado su cumplimiento estricto. No es ninguna novedad, por otra parte, la llegada de trabajadores desde variadas localidades para trabajar en los Parques Eólicos y su alojamiento en ciudades como Bahía Blanca, cuestión tampoco verificada por ninguno de estos intendentes a pesar de las recomendaciones hechas por los profesionales de la salud. Todo esto sucede en Bahía, además, luego de que hubiera otro gran foco de contagio en un hospital privado de la ciudad (el HAM), cuyos positivos representan la mitad del total existente en la urbe. Allí también, las responsabilidades patronales y estatales saltaron a la vista. Recientemente, un hombre contagiado a partir del foco generado en el HAM falleció.

El incumplimiento de los protocolos sanitarios es una realidad en todos los Parques Eólicos de la zona. Es lo que sucede en el Parque Eólico "El Mataco" ubicado sobre la Ruta 33 de la localidad de Tornquist. En el parque “Los Teros I” en Azul ya hay un caso positivo de un trabajador. Las patronales colocan la necesidad de un retorno rápido de las millonarias inversiones que requiere la importación de bienes para la construcción de estos parques por encima de la salud de sus trabajadores y de la población, y lo hacen bajo amparo estatal.

Es necesaria una deliberación de todos los trabajadores de los Parques Eólicos para adoptar medidas urgentes de protección integral de la salud. Que se establezca la cuarentena en los Parques cuya terminación no es urgente, manteniendo el pago del 100 % del salario de sus trabajadores. Guardias mínimas con el cumplimiento de todos los protocolos sanitarios y los elementos requeridos para ello en los parques que funcionan. Testeos masivos para todos los trabajadores en actividad.

Suscribite a Política Obrera