Un plan de acción para el movimiento estudiantil

Escribe Fede Silver

Conclusiones del plenario de la UJS de CABA.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Con la presencia de 30 compañeros, el pasado sábado llevamos a cabo un plenario virtual de la UJS-Partido Obrero (Tendencia) de CABA. Entre los asistentes contamos con compañeros de la UBA, UNA, el CBC, terciarios y secundarios, contribuyendo a un debate político y la elaboración de una campaña.

Ante un cuadro de crecientes luchas obreras en todo el país como respuesta a los ataques patronales, un gobierno al borde del default y ningún final a la vista para la crisis sanitaria, la situación política general atraviesa de lleno a la juventud y al movimiento estudiantil. Como hemos señalado en notas anteriores, la principal dificultad para intervenir en el proceso abierto, con perspectivas revolucionarias, radica en la crisis de sus direcciones. Por eso, votamos la elaboración de un pliego de reclamos que permita agrupar al movimiento estudiantil.

Resolvimos campañas de reuniones abiertas por los reclamos de cada lugar de estudio, así como impulsar y reclamar asambleas a los diversos centros de estudiantes en que participamos. Para las cursadas virtuales, impulsaremos elecciones de delegados por cursos y la discusión de las problemáticas estudiantiles, particularmente aquellas ligadas a la modalidad de cursada.

En el CBC, ante la estafa del Director Jorge Ferronato y su “acompañamiento virtual” ante el inicio de las clases virtuales, el colapso de los sistemas de inscripción y la exclusión de estudiantes, resolvimos convocar una reunión abierta, agitándola en los grupos de todas las sedes. Para todo este sector directamente abandonado por las autoridades es clave la coordinación con el movimiento estudiantil de las diversas carreras. La FUBA, en manos de la Franja Morada, no cumple ningún papel en esta organización.

La apremiante situación de la violencia hacia la mujer requiere una campaña específica de cara a jornadas del 3 de junio. Es necesaria la organización de reuniones o asambleas allí donde existan comisiones de mujeres, y como reclamo a los Centros de Estudiantes para discutir cómo organizarnos en este contexto. En esta campaña debe incluirse un relevamiento sobre la situación de las compañeras y la continuidad de su cursada, reclamando por la garantía de condiciones para que puedan mantenerla, la implementación de la Educación Sexual Integral, y el reclamo contra el cierre de postítulos. Así mismo, una campaña por la democratización de los protocolos contra la violencia de género, hoy en manos de las camarillas.

En el plano de la UNA y las escuelas artísticas, discutimos hacer un llamado abierto que impulse una coordinación del sector por reclamos propios (becas, ingresos, trabajo precario, compra de materiales). Además, discutimos nuestra intervención en las reuniones de los centros de toda la Universidad que están siendo marcadas por una adaptación de sus conducciones a las autoridades.

Finalmente, ante la masacre sanitaria que se está viviendo en las villas y barriadas, impulsar una campaña por testeos masivos, asistencia alimentaria universal y la reconversión de las villas en barrios, al tiempo que nos plegamos a la campaña de donaciones que está impulsando actualmente el Polo Obrero Tendencia.

Con estos objetivos por delante, salimos del plenario con la tarea de efectivizar estas campañas y ponernos al servicio de la organización del movimiento

Suscribite a Política Obrera