“Uso barbijo hasta cuando le doy la teta”

Escribe Laila Araceli

Entrevistamos a María, aislada por Covid19 positivo y vecina de Villa Azul.

Tiempo de lectura: 3 minutos

“Mis padres viven en Villa Azul. Cuando me diagnosticaron CODVI 19, vine para estar en la casa de ellos porque vivo sola con los nenes y quedé encerrada en el cerrojo que le pusieron al barrio”, relata María, desde la villa ubicada en el límite de Quilmes y Avellaneda. Es enfermera y transcurre la cuarentena con su bebé.

¿Cómo organizan la comida con este cerrojo?

En los domicilios del lado de Avellaneda, Ferraresi manda camiones con mercadería. El día viernes mandaron una vianda, el jueves trajeron verduras y el sábado recién algo de carne y pollo. Cuando ingresan a los pasillos hay punteros y están los comedores que tiene un grupo de personas, que mandan las bolsas de alimentos a cada casa, pero no llega a todas o les llega la mitad de la mercadería. Hace poco empezaron a llegar los pañales, pero sólo si te anotás, es decir, si te llega es porque sos cercano, ya que los punteros tienen su gente y saben a quién entregar las cosas. El tema es con los que no están en ese núcleo porque les puede llegar como no. Dependen de las ganas de los punteros.

¿Cómo te arreglas con los chicos?

El bebé está conmigo y uso barbijo en todo momento, hasta cuando le doy la teta o duerme, porque aún lo hace conmigo. Mi hija esta con mis padres, que casi no tenemos contacto, aunque estemos en la misma casa. Por suerte, siempre tengo cosas acá, de mi mamá. El bebé toma el pecho, tengo algo de pañales, creo que llego para esta semana, pero si mantienen cerrado el barrio voy a tener que ver quien me compre. Mis hermanos están viendo como alcanzarme frutas y yogurt, por ahí algo de carne, para esta semana, que es lo que más falta. Algo de ropa tengo, así que con eso me manejo.

¿Cómo es la convivencia en tu casa?

Mantenemos la distancia porque en Villa Azul no se conoce a nadie que sea negativo, todos son positivos. Vine hacer la cuarentena donde todos son positivos. Conozco gente que no salía, se cuidaba, todo eso, y le dio positivo a todos. También pasa que muchos dan positivo, pero no los encuentran en el sistema. La secretaria de Salud estuvo llamando para conocer los estudios y en la lista todos eran positivos, entonces muchos empezaron a pedir certificados para los trabajos y no los tenían en el sistema, entre ellos, a mi sobrino. Así que estaban dando la afirmación sin comprobante porque supuestamente el sistema cayó o no se organizó. Entonces no sabés exactamente cuántos somos los contagiados ni donde se ubican. Otras personas se hicieron el testeo con la obra social después del testeo acá y les daba negativo, así que no se sabe.

¿Le hicieron los testeos a toda la familia?

No, no les hicieron a todos porque no tienen síntomas. Solo nos pidieron aislamiento por separado. Nosotros solo compartimos el baño, así que cuando voy higienizo todo hasta el picaporte. Cuando cocinan, me dejan en la puerta, estoy totalmente aislada.

Entonces, ¿no dieron certificados para los trabajos?

Del Ministerio de Trabajo mandaron un papel que confirma que está prohibido salir, si es que estas en el sistema. El comprobante no tiene ninguna confirmación médica ni de bioquímicos. Se los pedí, pero dan vueltas, dicen que tiene que ser suficiente con ese papel. Soy enfermera y en mi trabajo no me dijeron nada, ahora sé que estaban hisopando a mis compañeros que compartí dos o tres horas antes del encierro. Por suerte dice que a todos les dio negativo.

¿Cómo es el trato con la policía?

Dentro de todo bien… pero es un barrio privado, seguridad puerta a puerta, patrullero, ambulancia… hay más policías que en CABA (risas). Al principio no dejaban entrar a nada ni a nadie hasta que empezaron a organizarse los vecinos. Sobre todo, porque acá no hay nada, uno sale a las Flores, al centro de Wilde, a comprar. En la villa no hay carnicería, solo verdulería o algunos almacenes y la venta fue hasta acabar stock. Entonces llamamos a familiares y amigos para que nos alcancen cosas hasta las vallas. Algunos productos de higiene porque el municipio mandó lavandina, jabón tocador, jabón en pan y un detergente y por ahí necesitábamos papel higiénico o dentífrico, servilleta. La policía tuvo que dejar que nos alcancen elementos de higiene que en definitiva son de protección. Ahora recorren las calles, los pasillos y acompañan a los enfermeros hacer los testeos si hay síntomas.

Última: como colega, ¿ves al personal de salud bien equipado en la pandemia?

En la empresa sí, tienen de todo, equipo de protección, el barbijo N95 y los otros barbijos, cofias, guantes por ahora nos dieron todo. No sé cómo me contagié, si me aislé y venía con mucho cuidado. Los enfermeros de los testeos tienen algunos elementos, pero no sé si los suficientes para recorrer la villa de forma segura.

Suscribite a Política Obrera